AFTEROFFICE
deportes

Marco Estrada y Azulejos resurgen en la cima del Este de la Liga Americana

Marco René Estrada, sonorense de 32 años, fue mandado al bullpen, pero aprovechó su primera oportunidad para convertirse en el quinto abridor de los Azulejos de Toronto. La novena canadiense sueña con regresar a la postemporada después de una larga ausencia de 23 años.
Ma. del Refugio Melchor
13 agosto 2015 22:29 Última actualización 14 agosto 2015 5:0
Estrada volverá a enfrentar a Yanquis de Nueva York en una serie que se jugará en Toronto y mostrará el real alcance de los Azulejos. (Reuters)

Estrada volverá a enfrentar a Yanquis de Nueva York en una serie que se jugará en Toronto y mostrará el real alcance de los Azulejos. (Reuters)

Toronto hizo un gran negocio cuando adquirió al lanzador mexicano en un cambio con los Cerveceros de Milwaukee por el primera base Adam Lind. Marco Estrada, sonorense de 32 años, fue mandado al bullpen, pero aprovechó su primera oportunidad para convertirse en el quinto abridor de los Azulejos.

El mánager John Gibbons mandó al novato Daniel Norris a las Ligas Menores, le entregó la bola al sonorense y se convirtió en el complemento ideal de una rotación que ya incluía a dos ganadores del trofeo Cy Young, David Price y R. A. Dickey, además del cinco veces nominado al Juego de Estrellas, Mark Buehrle.

“Sabe lanzar, tiene ese cambio, puede agregar o quitar velocidad con su recta y ha mejorado su curva... Cuando cuentas con esa combinación de lanzamientos, puedes tener ese tipo de actuaciones”, dijo el coach DeMarlo Hale a la página oficial de las Grandes Ligas.
Esa clase de aperturas de calidad las ofreció en el mes de junio. El día 19 estuvo a punto de culminar su primer partido sin hit ni carrera ante los Orioles de Baltimore, pero perdió la oportunidad en la última entrada. En su siguiente salida contra Tampa Bay estuvo cerca de un juego perfecto hasta la séptima entrada.

“Da satisfacción, pero simplemente quería ser parte del equipo y ayudar”, dijo Estrada en aquella ocasión. Dos meses después su equipo se dio el lujo de barrer su serie contra los Yanquis de Nueva York para desplazarlos del liderato.

El pitcher derecho se paró con autoridad en la lomita del Yankee Stadium el domingo 8 de agosto, sacó lo mejor de su repertorio y superó en el duelo de pitcheo a la estrella japonesa Masahiro Tanaka para concretar su décimo triunfo de la temporada e impulsar a la cima de la División Este de la Liga Americana a los sorprendentes Azulejos de Toronto.

La novena canadiense sueña con regresar a la postemporada después de una larga ausencia de 23 años y ha encontrado en el mexicano a un héroe inesperado que cumple su mejor campaña en las Mayores después de batallar durante ocho temporadas.

Estrada maniató a la ofensiva neoyorquina con una actuación de seis entradas y un tercio, sólo permitió tres imparables, otorgó tres bases por bolas y ponchó a seis rivales. Fue su octava victoria en sus últimas nueve aperturas permitiendo menos de dos carreras limpias.

El mexicano nunca había conseguido más de siete triunfos en su trayectoria. Firmó un contrato de 3.9 millones de dólares por la temporada 2015, pero ahora está en condiciones de reclamar una extensión de contrato.

Pero eso es lo que menos le preocupa ahora, prefiere disfrutar su momento de gloria y la locura que rodea la gran temporada de los Azulejos, que ayer sumaron su victoria número 11 en fila, tras derrotar 4-2 a los Atléticos de Oakland.

“Hemos tenido un gran equipo durante todo el año, pero como ya todos saben se mejoró un poco más. Añadimos un poco más de talento y nuestra confianza ahora está por los cielos”, dijo el mexicano.

Estrada volverá a enfrentar a Yanquis de Nueva York en una serie que se jugará en Toronto y mostrará el real alcance de los Azulejos de cara a la recta final de la temporada regular de Grandes Ligas.