AFTEROFFICE
deportes

Marcelo, el artista y artesano del Madrid

Gracias a su aporte ofensivo en la banda izquierda y a que pulió sus condiciones defensivas, Marcelo se convirtió en una de las piezas fundamentales del Real Madrid y en el segundo jugador extranjero con más partidos en la historia del club.
Alain Arenas
01 mayo 2017 22:19 Última actualización 02 mayo 2017 5:0
En julio de 2015, Florentino Pérez, vigente presidente del conjunto madridista, renovó el contrato del carioca hasta 2020. (Especial)

En julio de 2015, Florentino Pérez, vigente presidente del conjunto madridista, renovó el contrato del carioca hasta 2020. (Especial)

En el mercado invernal de fichajes de la campaña 2006-07, el Real Madrid firmó a tres jugadores sudamericanos en busca de repuntar en la Liga, en la que marchaba segundo, debajo del Barcelona. Fernando Gago, Gonzalo Higuaín y Marcelo fueron los elegidos por Ramón Calderón, entonces presidente del club, para reforzar el plantel.

“Gago e Higuaín fueron los que más llamaron la atención en la presentación porque venían de Boca Juniors y River Plate, respectivamente. Marcelo pasó inadvertido porque llegó con 18 años, con la etiqueta de que era un futbolista para el futuro y por eso no tuvo presión en su llegada. El presidente dijo que iba a ser el sustituto de Roberto Carlos para que no pasara inadvertido”, recuerda Gonzalo Cabeza, reportero del diario El Confidencial de Madrid, quien cubre al cuadro blanco.

Los argentinos sólo pudieron mantenerse cinco y seis años con el equipo, a diferencia de Marcelo, quien permanece en la plantilla hasta la fecha. Esta temporada el brasileño cumplió una década como jugador de los merengues y el sábado pasado ante el Valencia -en el que anotó el gol del triunfo- jugó su partido 423 con el club, cifra que lo pone como el segundo jugador extranjero que más partidos ha disputado con la institución, sólo por detrás del líder Roberto Carlos, quien tiene 527.

MARCLEO VIEIRA
DEFENSA
Fecha y lugar de nacimiento: 12 de mayo de 1988, Río de Janeiro, Brasil
Estatura: 1.74 metros
Peso: 75 kilos

“Son dos factores por los que Marcelo se pudo mantener en el equipo. En los primeros años pudo corregir las deficiencias que tenía en la marca, como los duelos individuales, y actualmente tiene un nivel aceptable. Si hubiera cometido esas fallas con 25 años no le hubieran tenido paciencia, pero al ser muy joven, sí la hubo”, señala el periodista. “El segundo factor es que siempre fue un lateral con mucho aporte ofensivo. Tiene gambeta, disparo y buen recorrido por la lateral. Para jugar en el Madrid debes ser uno de los cuatro mejores del mundo en la posición y paulatinamente lo demostró”.

En julio de 2015, Florentino Pérez, vigente presidente del conjunto madridista, renovó el contrato del carioca hasta 2020. Este año, el director técnico Zinedine Zidane lo nombró uno de los cuatro capitanes del equipo, junto con Sergio Ramos, Pepe y Cristiano Ronaldo.

Cabeza dice que Marcelo funge como un mediador en el plantel. Ejerce el rol de líder por su personalidad alegre y tranquila para unir al grupo de los españoles y de los extranjeros, que aunque no tienen fricciones, tampoco están juntos todo el tiempo.

“No está entre los cinco extranjeros más importantes de la historia del club pese a sus estadísticas. Pero sí ha sido fundamental en la historia contemporánea del equipo y quizá lo sea tres o cuatro años más. El nivel de la presente campaña es el mejor que ha mostrado desde que llegó a España y podría mantenerlo hasta el final de su nuevo contrato”, dice Cabeza.

Pero no todo fue fácil para el sudamericano. Alternó la titularidad en sus primeras temporadas en la Liga de Campeones (2007-2010) y para la campaña 2010-11 jugó como titular 11 de 12 encuentros. Sin embargo, no pudo mantener el nivel y volvió a alternar en el 11 inicial del equipo. A partir de la 2013-14 se afianzó permanentemente.

“Curiosamente el único partido que no inicia en la temporada 2013-14 es la de la final de la Champions League. Pero cuando entró al segundo tiempo revolucionó el ataque del Madrid y el Atlético no pudo detenerlo, pese a que Diego Simeone es un estudioso y controló al resto de los atacantes del Madrid”, dice el reportero.

Cabeza añade que Marcelo –quien enfrentará hoy con el Real Madrid la ida de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Atlético- será una pieza clave para la eliminatoria. Explica que su capacidad para driblar defensores desequilibra a equipos defensivos como el colchonero.

Marcelo funge más como un arma ofensiva en los duelos contra el Atlético, porque la posesión del balón generalmente la tiene el Madrid y lo libran de sus responsabilidades defensivas. Es impredecible en el ataque, porque no sólo puede disparar al borde del área, también puede llegar a línea de fondo y desequilibrar a la defensiva. En esta eliminatoria, puede ser tan determinante como los delanteros”, sentencia.