AFTEROFFICE
CULTURA

Manuel Rocha explora
el arte sonoro 

En su libro "El eco está en todas partes", el compositor mexicano los procesos creativos y tecnológicos de la música en México y en el mundo. 
Carmen García Bermejo
06 febrero 2014 23:24 Última actualización 07 febrero 2014 5:0
"El eco está en todas partes", (Ed. Alias). (Archivo)

"El eco está en todas partes", (Ed. Alias). (Archivo)

En México, el desarrollo del arte sonoro ha sido paulatino. De ser casi inexistente hace poco más de una década, ahora es una expresión más común, considera el compositor mexicano Manuel Rocha, quien en su libro "El eco está en todas partes" (Ed. Alias), da cuenta de ese proceso histórico.

“Lo que documento es que la historia del arte sonoro en la primera mitad del siglo XX en México no es muy rica, pues a pesar de que hubo vanguardias artísticas en la poesía, como es el caso del grupo de Los Estridentistas, no hay registro de literatura fonética o con una búsqueda en particular por lo sonoro”, refiere en entrevista con EL FINANCIERO.

Pionero e impulsor de plataformas para la difusión de la experimentación sonora en México, Rocha también expone en su libro la forma en que el arte sonoro se ha desarrollado en el mundo, gracias a la tecnología de audio y a la posibilidad de grabar sobre soportes fijos.

“Pero también explico cómo la música electroacústica sigue siendo electroacústica y tiene su propio lenguaje”, destaca.

En el volumen de más de 300 páginas, que incluye un glosario de 40 términos, Rocha también analiza la línea divisoria entre arte sonoro y música experimental, los conceptos de paisaje sonoro y escultura sonora, música electroacústica así como sus procesos creativos.

El investigador apoya su documentación mediante ensayos, artículos, partituras, fotografías, bocetos y piezas tanto musicales como de instalación, que dan cuenta de su proceso creativo a los largo de 15 años.

Explica que sus obras las ha realizado tomando los ecos de los sonidos que se escuchan en la ciudad, en lugares abiertos; sin embargo, dice, prefiere seleccionar y modificar esas resonancias mediante la computadora y la programación de algoritmos, para conceptualizar sus piezas sonoras.

El también fundador del Festival de Arte Sonoro que se realiza en el Museo ExTeresa Arte Actual subraya que, dentro de su trayectoria, ha logrado comprender que esta expresión auditiva puede incluir poesía sonora, acciones sonoras, radio arte o bien piezas de arte conceptual que hacen referencia al sonido; esto es, obras intermedia en las que el sonido es el elemento principal.

“Para mí, el arte sonoro va hacia lo interdisciplinario”, dice
Rocha considera que en México es escasa la difusión que se le da a este tipo de manifestaciones porque los recintos culturales son renuentes a proyectar las expresiones contemporáneas que presentan innovaciones; aunque reconoce que cada vez son más los espacios alternativos dispuestos a presentar propuestas artísticas que van más allá de lo convencional.

Ejemplo de ello es la exposición de piezas sonoras Con.Tensiones, que presenta hasta el 28 de este mes en la Galería René Villanueva de la Fonoteca Nacional.

“Propuestas como ésta, ahora, son muy comunes, pero tan sólo hace 13 años eran inexistentes, mientras que esta manifestación se viene desarrollando desde los 60 a nivel internacional”.