AFTEROFFICE
culturas

Recupera la seguridad el centro Ollin Yoliztli

El Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal emitió hoy un dictamen en el que informa que las tareas de mantenimiento en ese inmueble no ponen en riesgo a la comunidad usuaria ni representan un problema para el propio inmueble.
María del Refugio Melchor
08 junio 2015 14:21 Última actualización 08 junio 2015 22:20
El dictamen final del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal dice que "no existen riesgos para los usuarios. (Cuartoscuro)

El dictamen final del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal dice que "no existen riesgos para los usuarios. (Cuartoscuro)

Después de que el uso inadecuado de maquinaria pesada pusiera en riesgo de colapso el techo del Centro Cultural Ollin Yoliztli, que presentaba filtraciones de agua, el Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal (ISCDF) determinó que las labores de mantenimiento del inmueble ya no representan una amenaza para el edificio ni para sus usuarios, de acuerdo con el dictamen que difundió ayer.

“Como conclusión final, las obras se están realizando mediante los procedimientos adecuados y no representan un riesgo para sus ocupantes”, señala el oficio firmado por su director, Renato Berrón Ruiz.

En un documento emitido el 27 de mayo, Berrón Ruiz advertía: “Se ha subido maquinaria pesada para la demolición de firmes y para la remoción de cascajo… estas cargas pueden llevar a la falla al sistema de piso, así como a los elementos estructurales que los soportan. Eventualmente podrían llegar a colapsar”.

A dicha advertencia siguieron protestas por parte de la comunidad que habita el espacio ubicado en Periférico Sur 5141, en la delegación Tlalpan. Más de mil personas ocupan el recinto, incluyendo a 785 estudiantes. La maquinaria pesada fue retirada el pasado viernes y ayer los estudiantes, docentes y trabajadores laboraban como todos los días, según se pudo constatar en un recorrido, y la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) ensaya con normalidad de miércoles a viernes en el lobby, refiere Francisco Becerra, jefe de la Unidad Departamental.

“Teníamos miedo de que esto se cayera, pero ahora ya tenemos más información y pues ni modo, a seguir trabajando”, comenta Laura García Gallardo, empleada del departamento de programación.

Se espera que las obras de remodelación concluyan en agosto, por lo que la OFCM ya busca sede alterna, y un nuevo director. En un encuentro realizado el 6 de junio con el secretario Eduardo Vázquez Martín, miembros del ensamble pidieron el cambio de su actual batuta, José Areán. Se acordó realizar una selección transparente “con base en la participación de sus miembros y autoridades de la Secretaría”, según se informó mediante un comunicado de prensa.

Los trabajos de impermeabilización
· Apuntalamiento de los entrepisos inferiores
· Reforzamiento de polines de la rampa del estacionamiento
· Sustitución del plafón
· Reparación de filtración de agua en el techo
· Sustitución de losas superficiales y de su relleno