AFTEROFFICE
Deportes

Manifestantes de 1968 respaldan a Kaepernick

Tommie Smith y John Carlos expresaron su apoyo al jugador de los 49ers de San Francisco,  Colin Kaepernick, quien protestó contra el racismo, al quedarse sentado cuando se escuchaba el himno de EU.
AP
29 septiembre 2016 19:4 Última actualización 30 septiembre 2016 5:0
Carlos y Smith expresaron su apoyo a Colin Kaepernick.

Carlos y Smith expresaron su apoyo a Colin Kaepernick.(Foto AP)

Tommie Smith y John Carlos están orgullos por haber levantado sus puños en un gesto de protesta durante los Juegos Olímpicos de México 1968, y ahora aplauden a Colin Kaepernick y otros atletas que protagonizan manifestaciones durante el himno nacional para generar conciencia sobre la injusticia racial y la brutalidad policial en Estados Unidos.

Los corredores estadounidenses, quienes fueron enviados de vuelta a su país tras aquel acto que ellos catalogaron como un "homenaje a los derechos humanos", dijeron que el quarterback de los 49ers de San Francisco y otros deportistas acertaron al luchar por un una mejora social 48 años después.

"No detesten a este muchacho porque intenta provocar un cambio", expresó Smith, quien ganó la medalla de oro y fijó un récord mundial en los 200 metros.

En la ceremonia de entrega de reconocimientos al equipo olímpico estadounidense, el primer evento del Comité Olímpico de su país al que son invitados desde su protesta, Smith afirmó que respalda a Kaepernick porque su manifestación es proactiva, mientras que Carlos señaló que no hay mejor plataforma que el deporte para enviar un mensaje social, aunque provoque críticas.

"La protesta es positiva porque uno intenta exponer algunas cosas", destacó Carlos, medallista de bronce en la misma prueba. “Qué mejor manera de hacerlo si estás en un deporte”.

Varios deportistas han seguido el ejemplo de Kaepernick, quien primero se mantuvo sentado durante el himno y después se arrodilló. Algunos han levantado el puño como Smith y Carlos.

En el caso más reciente, tres jugadores de futbol americano de la Universidad de Nebraska se arrodillaron durante el himno antes de un partido contra Northwestern, lo que provocó críticas de funcionarios de la casa de estudios. "Es un sacrificio enfrentarse al status quo", aseguró Smith, "y lo sabemos bien".  AP