AFTEROFFICE
culturas

Man in Motion: 'trip hop' capitalino de inspiración 'brit'

El dueto mexicano Man in Motion entrega en 'Os', su segundo álbum, una mezcla de atmósferas creadas con sintetizadores análogos y virtuales con la calidez del sonido acústico.
Rosario Reyes
23 enero 2017 21:12 Última actualización 24 enero 2017 5:0
Dueto mexicano. Presenta materiales de su disco más reciente, Os. (Cortesía)

Dueto mexicano. Presenta materiales de su disco más reciente, 'Os'. (Cortesía)

Con la música electrónica como base, en particular el trip hop inglés, Man in Motion entrega una mezcla de atmósferas creadas con sintetizadores análogos y virtuales con la calidez del sonido acústico. Una propuesta que mantienen tanto en su nueva producción, como en sus sets en vivo.

Os, su segundo álbum tras una entrega homónima (2013), apareció en 2015. El título remite al sonido de la palabra “nosotros” en inglés, explica el dueto mexicano en entrevista. La mayoría de sus composiciones son en esa lengua, en evocación de los ritmos que les inspiran, en los que destacan además el downtempo.

“Nos gustan los beats y dar mensajes positivos. Las armonías dan el sentimiento, llevan la corriente de la música hacia donde queremos que la gente viaje con nosotros”, comparte la vocalista, Sarmen Almond.

Surgido de la escena alternativa de la Ciudad de México a finales de la primera década de los 2000, el dueto, integrado además por Omar Lied, ha ido integrando a más intérpretes en su proyecto como una declaración de principios.

Su propuesta, abunda, es presentarse como colectivo y animar al público a la acción en tiempos difíciles.

“Nos gustaría hacer más colaboraciones con artistas para crear un movimiento colectivo, inspirar a la gente y que se den cuenta de que podemos hacer algo a partir de la creación”, señala la cantante, y advierte que el nombre del grupo, Man in Motion, así lo anticipa.

Los artistas visuales Javier Ramos y AU 79 crearon el arte del disco, que también utilizan dentro de la propuesta visual en sus conciertos. Se trata de montajes multimedia que integran imágenes mandálicas.

“Son piezas energéticas, geometrías sagradas con las que jugamos visualmente. También tenemos imágenes de urbes, un poco más sociales, porque las letras tocan temas sociales, aspectos de nuestra vida que cualquiera podría experimentar”, explica.

Canciones con títulos como 'Breath', 'Local beat' (la única en español) o 'Waiting to shine', hablan de la fuerza y la voluntad humana.

“Pero no en un ámbito sentimental”, aclara Sarmen Almod. “Waiting to shine, que es el sencillo actual, habla de que puedes crear, salir adelante como humano en el mundo, sin tener que irte hacia abajo por las situaciones políticas y sociales globales que estamos viviendo”.

Escenarios en teatros, museos y bares se adaptan a su montaje. Sus próximas presentaciones tendrán lugar mañana en el Zinco Jazz Club, y el sábado próximo en el Retrofuture Fest del Hookah Santa Fe. En febrero, el sábado 4 en el Sensorama del Parque Hundido y el viernes 24 en el Circuito Condesa.