AFTEROFFICE
buena vida

Mamás hacen negocio con su talento

Madres emprendedoras crean un bazar para vender sus productos para la familia. En menos de tres años ya son más de 8 mil 600 integrantes. Sus intereses se ampliaron también, pues gran parte de ellas son profesionistas
Rosario Reyes
03 mayo 2016 21:37 Última actualización 04 mayo 2016 5:0
Momzilla es una plataforma que permite acompañar a sus miembros en las distintas facetas de la crianza de los hijos. (Especial)

Momzilla es una plataforma que permite acompañar a sus miembros en las distintas facetas de la crianza de los hijos. (Especial)

Un pequeño grupo de mamás primerizas abrió una comunidad en Facebook y en menos de tres años ya son más de 8 mil 600 integrantes, en su mayoría mujeres. Sus intereses se ampliaron también, pues como gran parte de las mamás son profesionistas que tuvieron que dejar el trabajo formal, ahora comparten sus proyectos de emprendedoras.

Momzilla es una plataforma que permite acompañar a sus miembros en las distintas facetas de la crianza de los hijos y favorece un modelo de negocio que trascendió las redes sociales.

En diciembre y mayo dedican dos días al Momzilla Fest, un bazar abierto al público, que este mes se realizará el 7 y 8 de mayo en alianza con la International Board on Books for Young People, IBBY / A leer, cuya biblioteca tiene uno de los acervos de libros infantiles y juveniles más importantes de América Latina.

Alrededor de 120 expositores de productos y servicios participan en el encuentro: organizadores de banquetes, fabricantes de juguetes, ropa, accesorios y más.

“Las sedes del bazar van cambiando, pero sí nos preocupamos de que tengan cierto componente social”, cuenta la periodista Maru Monroy, una de las organizadoras del Momzilla Fest, que en su próxima edición realizará también una recaudación de materiales para ayudar a la biblioteca de IBBY.

El bazar se enfoca en bebés, mamás y niños. Encontrará ropa, joyería, regalos, productos de salud, muebles, artesanía y originales creaciones, como mancuernillas o aretes de piezas de Lego.

“Todo está muy enfocado a la familia. Tenemos un programa de actividades como un taller de prevención de abuso para niños y otro para papás, un taller por parte de la biblioteca de modelos de aviones en papel, otro de programación robótica, cuenta cuentos, poesía para niños y proyección de películas patrocinada por Netflix”, agrega.

Esta iniciativa surge en respuesta a que “el mercado laboral a veces no es el más amigable con las mamás”, concluye Maru Monroy. “El 70 por ciento de los ingresos de una madre van a la sociedad y a su familia, contra el 30 o 40 del hombre. Tres de cada cinco pequeñas empresas están lideradas por mujeres y a veces nos falta tener la oportunidad de salir más allá”.