AFTEROFFICE
culturas

Luis González de Alba, beligerante hasta la muerte

Luis González de Alba puso el dedo en la llaga hasta el final. Ayer, en su columna 'La calle', de 'Milenio Diario', volvió sobre el reclamo que le hizo a Elena Poniatowska en un ensayo publicado en 'Nexos' en 1997.
Rosario Reyes
02 octubre 2016 22:0 Última actualización 03 octubre 2016 5:0
El escritor potosino fue hallado ayer sin vida en su casa de Guadalajara; aún no se han dado a conocer las causas de su deceso. (Especial)

El escritor potosino fue hallado ayer sin vida en su casa de Guadalajara; aún no se han dado a conocer las causas de su deceso. (Especial)

Incisivo, Luis González de Alba puso el dedo en la llaga hasta el final. Ayer, en su columna La calle, de Milenio Diario, volvió sobre el reclamo que le hizo a Elena Poniatowska en un ensayo publicado en Nexos en 1997.

Al igual que entonces, el escritor afirmó que lo que escribió en Los días y los años fue tergiversado por la periodista en su célebre libro La noche de Tlatelolco. Sin saberlo quizá, esas líneas belicosas serían prácticamente sus últimas, y en ellas tocaría dos temas torales en su obra: el movimiento estudiantil de 1968 y la defensa de la diversidad sexual.

Extraña coincidencia, el cuerpo sin vida de González de Alba fue encontrado ayer, 2 de octubre, en su casa de Guadalajara, sin que se hayan dado a conocer las causas de su muerte. La fatídica fecha marcó el destino de un intelectual y un activista comprometido. Tenía 72 años.

Su columna de ayer, 2 de octubre, retoma lo dicho en el ensayo que tituló Para limpiar la memoria, en el que pidió a la escritora corregir algunos párrafos de su libro: “Debía basarse en entrevistas porque, no habiendo conocido los hechos sino por los relatos deformados de la prensa de entonces y las conversaciones con su hijo mayor, que le contaba la parte más divertida, debió partir de lo que los dirigentes y otros participantes le informáramos”, argumentó entonces.

A pesar de las consecuencias del texto (Poniatowska renunció al Consejo Editorial de la revista y posteriormente, por una publicación similar en La Jornada, él fue despedido), no existe ninguna corrección en el libro de la escritora.

Originario de Charcas, San Luis Potosí, González de Alba fue criado en la capital de Jalisco. Estudió psicología en la UNAM y en aquellos tiempos de formación se adhirió al movimiento estudiantil, que lo llevó a estar preso en Lecumberri. Fue ahí donde escribió su primera novela, Los días y los años, basada en su experiencia como líder del 68. Cultivó además el cuento, la poesía y publicó ensayos como Las mentiras de mis maestros, y Niño o niña. Entre sus novelas se encuentran Agápi mu (Amor mío) y Cielo de invierno.