AFTEROFFICE
deportes

Luis Alberto Zepeda, maestro sin limitantes

El atleta mexicano, cuádruple medallista paralímpico, tiene un doble reto: por las mañanas entrena a un grupo de niños con y sin discapacidad; por las tardes se prepara para sus quintos Juegos Paralímpicos.
Alain Arenas
08 febrero 2017 22:14 Última actualización 09 febrero 2017 12:0
El pasado 24 de enero ganó el Premio Nacional de Deportes 2016. (Especial)

El pasado 24 de enero ganó el Premio Nacional de Deportes 2016. (Especial)

Cuando Luis Alberto Zepeda tenía 9 años, él y un grupo de niños se retaron a escalar unos cerros en su natal Hermosillo. Después de hacerlo, en su afán por demostrar que era más hábil, decidió intentarlo con una piedra. Cuando subía, ésta se aflojó. Cayó al piso y la roca le aplastó la cintura. Lo llevaron al hospital, pero los médicos le dijeron a su familia que no volvería a caminar debido a que el golpe le afectó las vértebras.

Al deporte llegó por una invitación del gobierno de Sonora, en un torneo de atletismo para personas con discapacidad. Se inclinó primero por el lanzamiento de bala, pero también probó el de disco y el de jabalina. “El accidente me causó una depresión muy fuerte, pero el deporte me ayudó a salir de ella”, recuerda.

Se convirtió en campeón estatal, participó en campeonatos nacionales y logró su primera calificación a los Juegos Paralímpicos en Atenas 2004, en donde ganó la medalla de oro en lanzamiento de jabalina F54. En Beijing 2008 se colgó el bronce y en Londres 2012 repitió en lo más alto del podio.

1
  

  

(Especial)

“Cuando regresé de Londres, el gobierno estatal me pidió que eligiera entre un premio económico, un automóvil o una casa, pero les pedí una oportunidad para que fuera entrenador, porque quería transmitir mi conocimiento. Ellos aceptaron mi oferta”, recuerda el atleta de 51 años.

PERFIL
Fecha y lugar de nacimiento: 1 de septiembre de 1965, Hermosillo, Sonora
Estatura: 1.56 metros
Peso: 85 kilos
Disciplina: Lanzamiento de jabalina
Clasificación:  F54
Debut: 2002

EN JUEGOS PARALÍMPICOS
Atenas 2004 - Lanzamiento de bala F54 - 7.81 (8)
Atenas 2004 - Lanzamiento de disco F54 - 20.92 (10)
Atenas 2004 - Lanzamiento de jabalina F54 26.89 (Oro)
Beijing 2008 - Lanzamiento de jabalina F53/54 28.67 (Bronce)
Londres 2012 - Lanzamiento de jabalina F54-56 28.07 (Oro)
Río 2016 - Lanzamiento de jabalina F54 25.92 (Plata)

EN CAMPEONATOS MUNDIALES
2002 - Lanzamiento de bala F54 - 8.19 (4)
2002 - Lanzamiento de jabalina F54 - 23.04 (6)
2011 - Lanzamiento de jabalina F54/56 - 25.27 (Bronce)
2013 - Lanzamiento de jabalina F54/55/56 - 28.17 (Oro)

Zepeda se convirtió en entrenador de lanzamiento de bala, disco y jabalina para niños y jóvenes de 11 a 18 años. Desde 2012 su rutina consiste en enseñar por la mañana y luego entrenar por las tardes.

“Tengo la fortuna de entrenar a niños que son discapacitados y a otros que no. La idea es formar a los nuevos muchachos que competirán en los Juegos Paralímpicos u Olímpicos del futuro y que le puedan dar una medalla a nuestro país, además de brindarles un alternativa positiva a través del deporte”, agrega.

El pasado 24 de enero ganó el Premio Nacional de Deportes 2016. Recibió un premio económico por 703 mil 580 pesos, una medalla de oro, una roseta y un diploma firmado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Dijo que asistió a la entrega del galardón con las secuelas de las lesiones que le produjeron la final de lanzamiento de jabalina en los pasados Juegos de Río, de los que regresó con una presea de plata, su cuarta en justas veraniegas.

“El ciclo olímpico de Río competí poco, porque tuve varias lesiones. Llegué con dolores musculares muy fuertes y mi grupo interdisciplinario decidió que compitiera infiltrado. Tras la final, el médico me dijo que tuve ruptura de tendones en ambos hombros. Entre finales de febrero y principios de marzo me someteré a dos operaciones para sanarlos y seguir con mis entrenamientos”, sostiene.

Zepeda dice que no ve cerca su retiro del deporte de alto rendimiento. Después de los tres meses que tendrá para recuperarse de sus cirugías, tiene planeado competir en los Campeonatos Mundiales de Atletismo que se realizarán en julio próximo en Londres. También desea participar en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y concluir con su quinta participación en Juegos Paralímpicos en Tokio 2020.

“Con los años adquirí nuevas responsabilidades. No sólo es competir por tratar de subirme al podio, ahora tengo que transmitir un buen ejemplo a los niños. Ellos me preguntan sobre mis logros en mi carrera deportiva y cuando les cuento lo que logré, terminan encantados. Algunos niños con discapacidad me dicen que quieren ser como yo. Me deja muy satisfecho, porque sé que voy por el camino correcto y que las elecciones que tomé en mi vida fueron las correctas”, afirma.