AFTEROFFICE
deportes

Los pendientes para Río 2016 no cesan, a 22 días

A pesar del regreso del golf al programa después de 100 años de ausencia, ya son 20 los golfistas que no participarán en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Thomas Bach, presidente del COI, evaluará la permanencia de esta disciplina en próximas justas.
Agencias
13 julio 2016 22:3 Última actualización 14 julio 2016 5:0
La permanencia será valorada, expresó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. (AP)

La permanencia será valorada, expresó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. (AP)

A la lista de 20 golfistas que han anunciado que no acudirán a Río 2016, incluyendo a los cuatro primeros del ranking mundial, se suman el italiano Francesco Molinari y el filipino Angelo Que. El primero argumentó motivos familiares a través de una publicación en Instagram, el segundo su preocupación por el virus del zika.

Por esta causa, a pesar del regreso de la disciplina al programa después de 100 años de ausencia, su permanencia será valorada, expresó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

“Tenemos que respetar las decisiones de cada uno, incluso si contradicen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, si es que el zika es el motivo”, informó el dirigente en una entrevista telefónica con AP y otras dos agencias noticiosas.

“Una de las categorías principales de la evaluación es, por supuesto, la participación de los mejores jugadores. También hablaremos con la Federación Internacional de golf.”.

A pocos días de que el profesor canadiense Richard McLaren publique los resultados de un informe sobre las acusaciones de que Rusia patrocinó una conspiración de dopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi, Bach destacó que deberán encontrar “el balance adecuado entre la responsabilidad colectiva y la justicia individual” para determinar su situación.

Mientras tanto, el clausurado laboratorio antidopaje en la ciudad sede de la justa fue inspeccionado por autoridades de la Agencia Mundial Antidopaje, que pronto decidirán si las instalaciones vuelven a ser acreditadas para la justa que comienza en tres semanas.

De no ser habilitado, el COI podría verse obligado a enviar las muestras de sangre y orina al extranjero para su análisis.

Fuera de lo deportivo, la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) dijo desconocer un eventual plan del Estado Islámico para atentar contra la delegación francesa durante los Juegos Olímpicos, una información revelada por el diario Liberation.

“Todavía no recibimos la información. Pero con seguridad lo sabremos, porque estamos en contacto permanente”, declaró el director general de la ABIN, Wilson Trezza, en conferencia de prensa.

En una alocución del 26 de mayo en la Asamblea Nacional francesa, el general Gomart, director de los servicios secretos militares del país europeo, dijo que la delegación gala en Río estaría en el punto de mira del grupo extremista, culpable de los atentados en París del 13 de noviembre de 2015.