AFTEROFFICE
deportes

Japón eliminado de Copa Asia; Aguirre se mantiene

Japón, selección a la que dirige Javier Aguirre, cayó en los cuartos de final en la Copa Asiática, torneo del que eran campeones, siendo este su peor resultado desde 1996, situación que se suma al supuesto amaño de partidos del que se le acusa. No obstante, el DT se mantendrá en el puesto.
Notimex
23 enero 2015 18:22 Última actualización 23 enero 2015 18:34
Javier Aguirre era entrenador del Zaragoza. (Reuters)

Javier Aguirre era entrenador del Zaragoza. (Reuters)

Kuniya Daini, presidente la Asociación Japonesa de Futbol (JFA), confirmó que el estratega mexicano Javier Aguirre se mantendrá al frente de la selección nipona, tras sufrir la eliminación en la Copa Asiática, torneo del que eran los campeones defensores.

Los pupilos del “Vasco” cayeron en tanda de penales ante Emiratos Árabes Unidos en los cuartos de final de la Copa Asiática, el peor resultado registrado desde 1996, fracaso que se unió a las acusaciones que el timonel enfrenta por un presunto amaño de resultado hace cuatro años, durante su gestión con el Zaragoza español.

De acuerdo a la agencia Kyodo, como el organismo no ha podido comprobar estos señalamientos, Daini no ve inconveniente alguno en que Aguirre retenga su trabajo.

Previo a emprender el viaje de Sídney, sede de la competencia continental, a su país natal, el mandatario de la federación señaló: “estamos verificando todos los días para ver si el caso es aceptado o no y hasta ahora no somos capaces de confirmarlo”.

“Permaneceremos con Aguirre. Una vez que estemos seguros si fue o no aceptado, anunciaremos nuestra postura. Estamos rezando que no sea aceptado”, afirmó.

La JFA envió a España a un grupo de personas para recabar mayor información acerca del escándalo, derivado de un duelo celebrado en mayo de 2011 entre los “maños” y el Levante, en el cual se impuso el cuadro dirigido por Aguirre 2-1.

Una serie de movimientos bancarios sugieren que los valencianos recibieron dinero para perder deliberadamente ese encuentro, en el cual Zaragoza se salvó de descender a la segunda división.

Desde que se destapó el tema, los “samuráis azules” respaldaron por completo al extécnico de la selección mexicana, quien fue citado a declarar por autoridades ibéricas, como el resto de implicados en aquel polémico encuentro.