AFTEROFFICE
deportes

Los motores Renault, los más ganadores en el GP de España

Han ganado 10 veces el circuito de Barcelona; sin embargo, la empresa francesa no ha podido ajustarse a las especificaciones para las unidades de poder y poco a poco pierde terreno en el entramado catalán, que cumplirá este domingo 25 años de celebraciones ininterrumpidas de carreras de Fórmula Uno.
Domingo Aguilar Mendiola
07 mayo 2015 21:36 Última actualización 08 mayo 2015 5:0
La pista de Cataluña se integrará al selecto club conformado por los anillos de Silverstone, Monza, Mónaco y Hungría. (Reuters)

La pista de Cataluña se integrará al selecto club conformado por los anillos de Silverstone, Monza, Mónaco y Hungría. (Reuters)

El circuito de Barcelona cumplirá este domingo 25 años de celebraciones ininterrumpidas de carreras de Fórmula Uno. En éste, los motores de Renault han dominado (han ganado 10 veces); sin embargo, la empresa francesa no ha podido ajustarse a las especificaciones para las unidades de poder y poco a poco pierde terreno en el entramado catalán.

“El problema de Renault es que no tiene un equipo propio para probar sus motores. Como ingenieros de motores pueden tener una visión sobre cómo debe ser el desarrollo, pero los equipos a los que suministra no necesariamente comparten la visión”, asegura Carlos Jalife, especialista en automovilismo.

Red Bull y Toro Rosso son el par de equipos que usan el Renault Energy F1 2015 (6 cilindros en V) en esta temporada. El australiano Daniel Ricciardo es el piloto estelar de la escudería austriaca y llegará a Barcelona con la necesidad de utilizar el cuarto motor del año, después de tan sólo cinco carreras. En caso de utilizar uno más, empezará a ser sancionado por reglamento. El último conductor capaz de ganar en la pista de Cataluña con una unidad de los fabricantes galos fue Pastor Maldonado en 2012.

“Es un motor mucho menos flexible. Los cambios en el mapeo (función electrónica) no son tan fáciles de hacer y están enfocados en la potencia bruta, en tratar de conseguir una tan buena como la de Mercedes. El de Renault tiene problemas cuando se le exprime al máximo nivel”, explica Jalife.

Desde 2011 todos los ingenieros supieron que las unidades de poder tenían que cambiar para 2013, e incluso se les dio un año más de plazo para adaptarse a un dispositivo de 1,600 centímetros cúbicos turboalimentados, con límite en 1,500 revoluciones por minuto.

“El motor tiene tokens, que son áreas de mejora. Renault había usado tokens para mejorar la entrada de aire a las válvulas y el turbocompresor para que fuera más rápido y que fuera más potente. Ahora lo que los equipos le han pedido es que se enfoque en otra cosa”, asegura el autor del libro Los Hermanos Rodríguez. Se espera que para el receso de verano, específicamente para la carrera de Bélgica (23 de agosto), los mecanismos franceses presenten una mejora en su maniobrabilidad.

El inglés Nigel Mansell fue el primer ganador y bicampeón sobre el asfalto de Cataluña. Lo hizo sobre un bólido de la escudería Williams con un mecanismo Renault. Su compatriota Lewis Hamilton arranca como favorito para el domingo y puede convertirse en el cuarto conductor capaz de ganarlo en dos ediciones consecutivas.

La pista de Cataluña se integrará al selecto club conformado por los anillos de Silverstone, Monza, Mónaco y Hungría, los cuales también llevan más de un cuarto de siglo festejando competencias de la máxima categoría del automovilismo. La edición 2014 del Gran Premio español logró generar un impacto económico de 300 millones de euros y en 2007 convocó a 140 mil fanáticos, lo que la convirtió en la tercera competencia con el mayor número de asistentes, sólo detrás del Gran Premio inglés y japonés.

Son pocas las sedes que llevan tantos años en activo porque, de acuerdo con Carlos Jalife, el dueño de la Fórmula Uno corta la continuidad de circuitos clásicos que no le pagan lo suficiente y decide ofrecer las carreras a países con menos tradición.