AFTEROFFICE
DEPORTES

Los mariscales de la NFL restan protagonismo a los corredores

Los estilos de juego de la NFL van cambiando y, por ende, los protagonistas también. Hoy los corredores han registrado un estancamiento y los avances por aire muestran una tendencia
creciente.
Luis Madrid
06 agosto 2014 22:12 Última actualización 07 agosto 2014 5:0
Peyton Manning será la clave para los Broncos de Denver en el Super Bowl del próximo domingo. (Archivo)

Peyton Manning es uno de los mejores quarterbacks de la NFL. (Reuters)

En la actualidad, los corredores han registrado un estancamiento y los avances por aire muestran una tendencia a la alza. En la temporada pasada de la NFL se consiguieron 120 mil 626 yardas por pase, lo que significó 17 mil 998 más que hace 10 años, mientras que los acarreos se han mantenido en un promedio de 59 mil yardas por campaña.

Los estilos de juego van cambiando y, por ende, los protagonistas también. En la década de los 70 la cantidad de yardas avanzadas por aire era muy similar al yardaje terrestre, incluso llegó a ser mayor. Una de las grandes figuras de la época fue O.J. Simpson, jugador de los Bills de Buffalo, quien en 1973 fue el primero en romper la barrera de las 2 mil yardas corriendo, con 12 touchdowns, lo que le valió ser considerado el mejor jugador de la liga ese año.

Veinte años después la tendencia fue otra, pues las yardas que se avanzaban por aire eran casi 90 mil por temporada. Los grandes pasadores eran las figuras de los equipos, como Joe Montana, quien durante su carrera ganó cuatro Super Bowls con los 49ers de San Francisco, y en tres de ellos fue nombrado mejor jugador. Terminó su carrera con más de 40 mil yardas por pase.

Otro de los grandes pasadores que marcó época fue Dan Marino, quien jugó toda su carrera para los Delfines de Miami. Dueño de varios récords en la NFL, únicamente llegó a un Super Bowl, mismo que perdió frente al equipo de Montana. Marino superó todos los récords impuestos por el legendario Fran Tarkenton, y en la lista de los 100 mejores mariscales de campo de todos los tiempos ocupa la novena posición.

A pesar del incremento de yardas por aire, se tuvieron grandes corredores en la década de los años 90, como es el caso de Emmitt Smith, quien fue parte del equipo histórico de los Vaqueros de Dallas, el cual ganó tres Super Bowls. Smith tiene la marca de ser el corredor con más yardas en la historia de la NFL al terminar su carrera con más de 18 mil.

En la actualidad la liga está llena de buenos pasadores, quienes se encargaron del 67 por ciento del total de las yardas que se avanzaron la temporada 2013 en la NFL. Los quarterbacks ahora tienen la capacidad de salirse de la bolsa, obtener buen yardaje cada partido, en ocasiones con jugadas planeadas. Colin Kaepernick es el más claro ejemplo, pues en 2012 corrió 415 yardas y logró cinco anotaciones.

Esto podría cambiar. En su búsqueda de mantenerse siempre a la vanguardia, la NFL es la liga que más ha modificado su reglamento en los últimos años. Por eso en las dos primeras semanas de pretemporada se probará una modificación al punto extra que se otorga por anotación.

Los postes estarán 1.52 metros más arriba que la campaña pasada y el balón tendrá que ser colocado desde la yarda 20. Modificación que podría ser incluida en la temporada regular, ya que el 99 por ciento de las patadas son acertadas y en algunos casos se percibe que el balón pasa por arriba de los postes de anotación.