AFTEROFFICE
DEPORTES

Los genios detrás
de Broncos de Denver

Nada es casualidad para el éxito del favorito en el Super Bowl. Peyton Manning y John Fox serán los protagonistas del encuentro.
Nancy González Gea
27 enero 2014 22:27 Última actualización 28 enero 2014 5:0
Peyton Manning será la clave para los Broncos de Denver en el Super Bowl del próximo domingo. (Archivo)

Peyton Manning será la clave para los Broncos de Denver en el Super Bowl del próximo domingo. (Archivo)

El Super Bowl siempre encierra anécdotas fuera de serie y esta vez nadie puede abstraerse al encanto de las historias que se conjugaron para que Broncos de Denver regresara al juego de campeonato del futbol americano de la NFL, donde Peyton Manning y John Fox son los protagonistas.

Manning fue vital en la coronación de Potros de Indianápolis en la temporada 2006, cuando derrotó a Osos de Chicago y donde fue nombrado Jugador Más Valioso.

Estaba en su mejor forma y nadie dudaba que llevaría a la franquicia de nuevo al partido grande y así sucedió en 2009, sólo que se encontraron con un poderoso Santos de Nueva Orleans, ante el que cayeron 31-17.

El mariscal sufrió una lesión en las cervicales hacia el final de la temporada 2010. Aún así, Indianápolis lo firmó en 2011 por cinco años y 90 millones de dólares. Sin embargo, la cirugía a la que se sometió lo dejó con poca movilidad en el brazo derecho; fue intervenido de nuevo, pero perdió toda la temporada.

El retiro parecía la única opción, pero Peyton no abandonó la rehabilitación y a mediados de 2012 estaba listo, aunque Potros no confió en su recuperación y le rescindió el contrato.

Para entonces, Fox buscaba reforzar a Broncos. El coach guió a Panteras de Carolina al Super Bowl XXXVIII en 2003, donde perdió ante Patriotas de Nueva Inglaterra 32-29. Después de eso no pudo evitar el declive del equipo y fue cesado en 2010.

Para 2011 fue contratado por Denver, que había elegido en el draft al mariscal Tim Tebow, pero aunque éste se quedó con la titularidad no era lo que el entrenador necesitaba, pues sucumbió a la presión de la postemporada.

En cuanto John Fox se enteró que Manning estaba libre apostó a la chica y exigió su contratación, seguro de que el veterano mariscal regresaría a su mejor nivel. No se equivocó y aunque en 2012 Broncos fue eliminado en postemporada, en 2013 la conjunción fue perfecta para convertirse en conjunto favorito a ganar el trofeo Vince Lombardi.

¿Coincidencias, suerte? Más bien una gran visión de Fox y un espíritu inquebrantable de Manning. Y así se gestan los éxitos.