AFTEROFFICE
DEPORTES

Los Diablos estrenan casa

La noche del martes los Diablos Rojos del México estrenaron estadio, luego de que desde el año pasado fueran desalojados del Foro Sol debido a las obras por la Fórmula Uno. Algunos fanáticos se quejaron del estacionamiento y los precios. 
Alejandra Zúñiga
25 marzo 2015 7:16 Última actualización 25 marzo 2015 7:22
Así se vivió el primer lanzamiento de los Diablos Rojos en el estadio Fray Nano. (FOTO: Tomada de Twitter)

Así se vivió el primer lanzamiento de los Diablos Rojos en el estadio Fray Nano. (FOTO: Tomada de Twitter)

El hecho de tener a los peloteros a unos escasos tres metros de distancia, hace que la experiencia de asistir a un juego de beisbol sea algo digno para recordar. Sin embargo, el tamaño de la casa temporal de los Diablos Rojos del México, el Estadio Fray Nano, provoca que los aficionados se pregunten si la gente cabrá en los encuentros del fin de semana.

El dueño del equipo, Alfredo Harp Helú, se mostró contento por como quedó el recinto de la Magdalena Mixhuca y destacó que "al fin llegó el momento que tanto estábamos esperado, ver las gradas con aficionados y al equipo jugar en nuestra nueva casa".

Mientras que un aficionado de toda la vida a los pingos comentó que "Es muy pequeño, tendremos que estar a las vivas con los boletos porque para juegos de fin de semana o contra los Tigres (de Quintana Roo) porque se van a agotar muy rápido".

Con todo y que en el primer juego que el Fray Nano alberga a los pingos no hubo casa llena. El estacionamiento fue un problema.

"En el Foro Sol era más barato y dejabas tu auto en un lugar seguro. Aquí tuvimos que pagar 50 pesos y no tenemos la seguridad de que el coche vaya a estar bien, pues lo dejamos en la calle", comentó uno de los seguidores de los escarlatas.

En cuanto a los boletos, la gente no tuvo grandes problemas para poder ingresar al recinto. Algunos compraron sus boletos en línea y sólo mencionaron que tuvieron algunos problemas con el código de barras, pero nada que los amenazara de quedar fuera. Otros llegaron horas o incluso minutos antes de que se cantara el playball a las taquillas para adquirir las localidades, que para los encuentros que la novena escarlata disputen del local tendrán un 50 por ciento de descuento. De esta forma las plateas tienen un precio 77 pesos, la butaca especial 52 y gradas 26.

Los tradicionales tacos de cochinita pibil no faltaron y deleitaron al público como lo han hecho desde hace varias décadas desde que los Diablos jugaban en el Parque del Seguro Social. Los gritos y aplausos de los seguidores escarlatas también asistieron en un remodelado Estadio Fray Nano que en la noche de ayer volvió a tener un ambiente festivo de beisbol.

1
   

    

Diablos Rojos del México