AFTEROFFICE
culturas

Logran contrato bailarines de la CND; aún hay pendientes

Los 68 integrantes de la Compañía Nacional de Danza (CND) firmaron ayer el contrato laboral 2016 por un año, con lo que dieron un paso adelante en las negociaciones con las autoridades del INBA.
Rosario Reyes
25 enero 2016 21:2 Última actualización 26 enero 2016 5:0
El domingo pasado, integrantes de la compañía se manifestaron con danza y pancartas. (Cuartoscuro)

El domingo pasado, integrantes de la compañía se manifestaron con danza y pancartas. (Cuartoscuro)

Como consecuencia de la protesta pública que bailarines de la Compañía Nacional de Danza del INBA (CND) realizaron el domingo en la explanada del Palacio de Bellas Artes, en la que pidieron la destitución de su directora, Laura Morelos, sus 68 integrantes firmaron ayer el contrato laboral 2016 por un año, con lo que dieron un paso adelante en las negociaciones con las autoridades del INBA.

Respecto a la petición unánime de los artistas para quitar a la titular del cargo, la respuesta de la institución será en una semana, informaron voceros de la compañía al término de la reunión que sostuvieron con funcionarios, tras una semana de tensiones por la definición contractual.

Ocho bailarines acompañados por Gamaliel Flores Cervantes, secretario general de Grupos Artísticos del INBA, se reunieron con Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector general de Bellas Artes, Ricardo Félix Barraza, de Administración, y Aldo González Zárate, gerente de la CND, para discutir los términos del nuevo contrato en un encuentro al que, a petición de los integrantes de la compañía, no asistió Laura Morelos. Sólo dos bailarinas no firmaron el documento y en cambio signaron otro por un periodo de prueba de tres meses. Sus nombres, por acuerdo del grupo, no han sido revelados.

En diciembre pasado, dos integrantes de la CND, mujeres, fueron advertidas de que firmarían en enero un contrato que se renovaría en marzo, a condición de que recuperaran la figura; sin embargo, la semana pasada, Morelos les avisó que ya no serían recontratadas. Ese hecho desató las protestas de los trabajadores que denunciaron la pretensión contractual de nombrarlos “prestadores de servicios”, así como malos tratos y arbitrariedad por parte de la directora, cuya remoción, así como un eventual nombramiento de otro directivo, compete directamente al INBA.

“Se logró un buen contrato, pero hay pendientes. Los lineamientos en los cuales se basa el contrato y todo el actuar de las autoridades se tienen que revisar para su aplicación, no en función de la persona que está al frente de la compañía, sino del trabajo que tienen que desempeñar los bailarines”, dijo Flores Cervantes al término de la reunión.

Adscritos a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, los bailarines tendrán prestaciones como servicio médico y derecho a antigüedad.

Previo a la reunión, el INBA emitió un comunicado manifestando su disposición a la firma del contrato con las condiciones pactadas el pasado 20 de enero por ambas partes, pero no fijó ninguna postura respecto a la destitución de la directora de la CND, quien, se informó, no dará entrevistas.