AFTEROFFICE

Lo que Michael Jordan se llevó

10 febrero 2014 4:9 Última actualización 24 octubre 2013 5:52

[Nadie imaginó que Jordan se convertiría en uno de los hombres más ricos del mundo. / Bloomberg] 


 

Ma. del Refugio Melchor S.
 
 

Su origen fue humilde, en el peligroso barrio neoyorquino de Brooklyn, pero desde que sostuvo el pesado balón de basquetbol por primera vez, todos tuvieron la convicción de que el pequeño Michael Jeffrey Jordan sería un deportista fuera de serie.
 

Lo que nadie sabía es que además de su éxito deportivo se convertiría a los 50 años, en uno de los hombres más ricos del mundo y que su visión comercial pondría en riesgo la NBA, la liga que lo lanzó a la fama.
 

En sus 15 temporadas como basquetbolista profesional, Jordan ganó 93.7 millones de dólares sólo por concepto de salario. Lo increíble es que esa cantidad resulta ridícula en comparación con los 80 millones que ganó en 2012, gracias a sus ingresos publicitarios con las marcas Nike, Gatorade, Hanes, Upper Deck, 2K Sports, Presbyterian Healthcare y Five Star Fragrantes.
 

Dueño de seis restaurantes, una concesionaria de automóviles y poseedor del 80 por ciento de las acciones de losCharlotte Bobcats de la NBA, Jordan gana más ahora en el retiro que cuando deslumbraba con sus habilidades en la cancha.
 

Según la revista Forbes, la fortuna personal de Michael Jordan está calculada en 650 millones de dólares. Todo inició cuando impulsó las ventas de la marca deportiva Nike con un contrato de 2.5 millones de dólares que firmó en 1984.
 

A mediados de 1998, la revista Fortune estimaba que Jordan tenía un impacto de, por lo menos, 10 mil millones de dólares en la economía estadounidense, de los cuales 3 mil 100 beneficiaban a la NBA.
 

Sin embargo, el marketing sobrepasó al atleta, mientras que la NBA registró pérdidas acumuladas por mil 845 millones de dólares en el 2011 –que obligaron a un cierre patronal–, Jordan pudo darse el lujo de comprar un jet privado de 50 millones de dólares.
 

Nike también ganó mucho con Michael, la marca Air Jordan produce más de dos mil 500 millones de dólares anuales con la venta de sus productos.
 

Su imagen es garantía de éxito y es conocida en el lugar más remoto del mundo. Su película Space Jam produjo ganancias cercanas a los 500 millones de dólares. Después de todo, el pequeño Michael de Brooklyn bien podría ser rebautizado como los dibujos animados con los que compartió créditos y llamarse ahora Michael Jordan Inc.