AFTEROFFICE
CULTURAS

Lo más importante sobre las 8 cintas nominadas al Oscar

Te presentamos a las ocho nominadas a llevarse el máximo galardón de la 87 edición de los Premios de la Academia. "Birdman" y "Boyhood" se perfilan como las favoritas de la noche. 
Redacción
21 febrero 2015 16:53 Última actualización 21 febrero 2015 17:50
Imagen genérica del Oscar. (Bloomberg)

Imagen genérica del Oscar. (Bloomberg)

¿Por qué película se decidirá la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para otorgarle el Oscar? Ésa es la pregunta que se hace todo mundo a un día de que se celebre la 87 edición de estos premios, sin duda los más populares de la industria cinematográfica internacional. 

Éstas son las ocho nominadas, entre ellas Birdman, del mexicano Alejandro González Iñárritu. 

1. Birdman

La película dirigida por Alejandro González Iñárritu y protagonizada por Michael Keaton es una de las favoritas a llevarse el Oscar. Ha recaudado más de 50 millones tan sólo en Estados Unidos y Canadá, según cifras de Box Office Mojo

Se trata de una propuesta novedosa, completamente distinta a lo que venía realizando el director mexicano. Las casas de apuestas del vecino del norte la colocan como la candidata a ganar la estatuilla, aunque Boyhood le pisa los talones por ser una de las preferidas por la crítica internacional. 

El guión es interesante: guarda una relación estrecha con la narrativa del escritor estadounidense Raymond Carver. Ese guiño podría ser determinante para ser la gran triunfadora de la noche. 


2. Boyhood

Cinco palabras para describir la grandeza de esta cinta: se filmó en doce años. El director estadounidense Richard Linklater apostó por una película realista, con los mismos actores, quienes crecieron a la par del rodaje y cobraron lo mínimo: 5 dólares la hora. 

La película ha tenido un camino interesante y triunfador. En las últimas semanas, obtuvo los máximos galardones de la Academia Británica y los Globos de Oro. El guión es sencillo, sugerente, descriptivo de una juventud norteamericana sin ideales, que creció con la computadora y los videojuegos, pero que tiene los mismos problemas del resto de la humanidad: ¿qué sentido tiene la vida?

Boyhood
no ha sido un éxito taquillero si se compara con Birdman o El Francotirador, pero sí es una apuesta poco convencional que seguramente valorará la Academia. 


3. El Código Enigma

Basada en hechos reales, esta película narra la turbulenta historia de vida de Alan Turing, el matemático que con su gran invento, la máquina de Turing –considerada la predecesora de la computadora– salvó más de 14 millones de vidas durante la Segunda Guerra Mundial. 

Dirigido por Morten Tyldum y estelarizada por Benedict Cumberbatch, el filme dibuja una crítica hacia la homofobia, siempre con un tinte de humor.

Turing era homosexual y, por ese simple hecho, el gobierno británico lo sometió a tratamientos hormonales que lo llevaron al suicidio. Además, esta producción británica cuenta, desde una perspectiva distinta, los pormenores de aquella sangrienta etapa de la humanidad en la que murieron más de 60 millones de personas. 


4. Selma

Igual que el año pasado con 12 años esclavo, esta edición del Oscar cuenta con una película de redención histórica.

La cinta dirigida por Ava DuVernay cuenta una parte de la vida del activista político y social Martin Luther King, quien luchó contra la segregación racial en Estados Unidos hasta el día de su muerte. 

La polémica reside en por qué la Academia sólo la nominó en dos categorías: Mejor película y Mejor canción original. Como cada año, salieron a flote estadísticas sobre el jurado que integra la Academia, y los resultados dejan mucho que entrever: el 94 por ciento de los jueces son de raza blanca. 

Definitivamente, Selma no es la favorita ni para los críticos. Y corre el riesgo de irse con las manos vacías. O con el Oscar a Mejor canción como premio de consolación. 


5. La teoría del todo

Conmovedora. Así es como la ha descrito la crítica internacional. La actuación de Eddie Redmayne como el científico inglés Stephen Hawking es de lo más destacable. Incluso él es el favorito para llevarse el Oscar por encima de Michael Keaton. 

La película fue dirigida por el documentalista James Marsh, quien se basó en el libro Hacia el infinito; mi vida con Stephen Hawking (Lumen, 2014), de Jane Hawking, ex esposa del físico británico que batalla contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde 1963.

Las posibilidades de que gane como Mejor película son casi nulas. Sin embargo, ganar el Oscar de Mejor actriz de reparto gracias al excelente trabajo de la británica Felicity Jones.


6. Whiplash

Esta cinta dirigida por Damien Chazelle es una de las más halagadas en el mundo pero también una de la que menos probabilidades tiene de ganar en el Oscar. 

Cuenta la historia de un joven veinteañero que quiere convertirse en un gran baterista de jazz. Para lograrlo, decide dejar todo. Incluso su vida misma le parece trivial si no está tocando. Detrás de él hay una figura sombría, neurótica y maravillosa: su maestro, quien es interpretado magistralmente por J.K. Simmons, quien es el favorito para ganar el Oscar a Mejor actor de reparto. 

Además, la banda sonora es una de las mejores de esta edición. 


7. El gran hotel Budapest

La novena película del cineasta británico Wes Anderson es también una de las favoritas, aunque menos que Birdman y Boyhood. Se dice que arrasará en las categorías técnicas como diseño de producción, vestuario, maquillaje, fotografía, entre otras. 

Protagonizada por Ralph Fiennes y Tony Revolori, la cinta está basada en los escritos del autor austriaco Stefan Zweig, cuya obra se conforma de biografías y novelas históricas. 


8. El Francotirador

Se dice que es el caballo negro de esta edición. Dirigida por el experimentado director Clint Eastwood, la película narra la historia de Chris Kyle, el francotirador más letal que ha tenido Estados Unidos en su historia. 

El crítico mexicano Jorge Ayala Blanco señala que la cinta está bien realizada pero "contiene una línea política aberrante". De una u otra forma, el filme protagonizado por Ben Affleck (nominado a Mejor Actor) justifica la intervención estadounidense en Medio Oriente. 

En los últimos días se anunció su gran éxito comercial, al grado de que en Estados Unidos está a punto de convertirse en el estreno más taquillero de 2014.