AFTEROFFICE
deportes

Llegaron los puntos, fumbles y el crepúsculo al Super Bowl

El segundo cuarto del Super Bowl 50 entre Denver y Carolina trajo consigo efectividad ofensiva para las Panteras: Newton comenzó a completar pases cortos, casi todas en trayectorias cruzadas que tomaron desprevenidas a la defensiva de Denver.
Alfonso Mancilla
07 febrero 2016 19:29 Última actualización 07 febrero 2016 19:30
La defensiva de Broncos volvió a dar otro golpe gracias al fumble recuperado por Danny Trevathan. (AP)

La defensiva de Broncos volvió a dar otro golpe gracias al fumble recuperado por Danny Trevathan. (AP)

El arranque del segundo cuarto del Super Bowl 50 entre Broncos de Denver y Panteras de Carolina trajo consigo efectividad ofensiva para Carolina: Newton comenzó a completar pases cortos, casi todas en trayectorias cruzadas que tomaron desprevenidas a la defensiva de Denver.

Así, cuando restaban 11:25 por jugar en el segundo cuarto, Stewart puso los primeros puntos para los felinos con un acarreo de dos yardas.
Y conforme pasaron los minutos, la defensa de Panteras pasó lista de presente al comenzar a castigar a los receptores de los Broncos, que no pudieron completar los pases de Manning.

El juego oficialmente estaba siendo una batalla entre dos monstruos de similares proporciones, cuando la fortuna le sonrió a los Broncos: Jordan Norwood realizó el regreso de patada de despeje más largo de la historia de los Super Bowls, de 61 yardas para poner a su equipo dentro de la yarda 20 del campo enemigo.

La defensa de Panteras se fajó para defender su causa y sólo admitió un gol de campo de 33 yardas de Brandon McManus, el segundo de él en el encuentro, para poner el marcador 13-7 con 6:58 antes del medio tiempo.

A continuación, ya con el crepúsculo californiano como telón, la defensiva de Broncos volvió a dar otro golpe gracias al fumble recuperado por Danny Trevathan, el cual significó el segundo contra Carolina.

Negándose a dejar ir el resultado, Panteras tuvo otra jugada grande de su defensa, aprovechando un error de Manning, quien forzó un pase y se lo entregó al ala defensiva Cony Ealy en la yarda 20 de Panteras.
Dicha acción significó que Manning se convirtió en el Segundo quarterback en lanzar una intercepción en cuatro ediciones diferentes del Super Bowl , uniéndose a John Elway.