AFTEROFFICE
REFLECTOR

¿Listo para el estreno? Del Toro presenta su nueva producción

Este 16 de octubre se estrenará en México "El libro de la vida", una película animada muy mexicana, dirigida por  Jorge R. Gutiérrez y producida por Guillermo del Toro. 
Sandra Aguilar
07 octubre 2014 19:18 Última actualización 07 octubre 2014 19:37
"El Libro de la vida", una película basada en la estética del Día de Muertos. (AP)

"El Libro de la vida", una película basada en la estética del Día de Muertos. (AP)

Con más de dos mil copias, este 16 de octubre se estrena en México y otros países la ópera prima del director mexicano Jorge R. Gutiérrez, El libro de la vida, una cinta animada bajo la producción del cineasta Guillermo del Toro, la cual es una celebración a la cultura mexicana y a nuestros ancestros.

La cinta de Jorge R. Gutiérrez, quien presenta a México como “el centro del universo”, cuenta la historia del triángulo amoroso entre María, una chica guapa e inteligente; Joaquín, un valiente militar, y Manolo, el mejor amigo de ambos quien es un gran torero, pero quiere dedicarse a la música.

En conferencia de prensa, Guillermo del Toro, quien aseguró ser uno de los precursores de la animación en Guadalajara en la década de los 80, al lado de su socio Rigoberto Mora, dijo que El libro de la vida ofrece un sabor completamente diferente.

“Para ser universal hay que ser particular. El grave error es tratar de hacer una película animada que no sea articulada del lugar de dónde vienes, por ello tuvimos que ser muy específicos, pero al mismo tiempo creemos que México es un país que va más allá de un aspecto folclórico, sino que está influenciado y permeado por miles de influencias, así que teníamos el compromiso de volver la película visualmente, sonoramente, musicalmente algo muy sofisticado, pero muy cercana a nuestras raíces mexicanas sin pedir disculpas ni explicar nada”, apuntó Del Toro. 

El productor dejó en claro que la influencia visual del Día de los Muertos y la estética mexicana está creciendo brutalmente en todo el mundo. Razón por la cual la coincidencia con el proyecto en el que invirtieron muchos años es fortuita.

“Esta estética del papel picado, las calaveras de azúcar, los esqueletos, los alebrijes, está poniéndose muy en voga en el mundo, así que creo que la película va a ayudar a que se promueva esto, pero en general creo que la cultura mexicana sigue siendo una vertiente potentísima en las artes mundiales”, aseguró.

El productor se animó a apoyar al cineasta gracias a la impresión que le provocó el diseño de los personajes, salidos del ingenio de Jorge y de su esposa Sandra Equigua, quienes muestran la influencia de artistas plásticos como Miguel Covarrubias, José Guadalupe Posada, Miguel Aragonés y Picasso. Incluso una de las parejas del filme animado está inspirada en la relación de Diego Rivera y Fridal Kahlo.


Del Toro describió a Gutiérrez como “un genio de la animación, es un genuino creador visual con muchas ambiciones y eso es lo que me convenció".

La música también es parte esencial de El libro de la vida, en la que toma parte el cantante argentino dos veces ganador del Oscar, Gustavo Santaolalla con quien el director tapatío se encuentra trabajando en la versión teatral de El laberinto del fauno.

“Gustavo inmediatamente le entró al proyecto que cuenta con una mezcla ecléctica, así que pensamos que era un muy buen conducto para que grupos de prestigio nos dieran los permisos para utilizar los temas, como Radiohead con su tema Creep.

Inclusive, Plácido Domingo prestó su voz para Jorge, un ancestro de Manolo que quiso ser cantante de ópera pero no pudo. Para ello, el tenor español no pidió más líneas, pero sí quería algo “más profundo”.

LA NUEVA FASE DE GUILLERMO

A pesar de ser uno de los directores mexicanos más reconocidos en el mundo, Guillermo del Toro continúa teniendo dificultades para encontrar financiamiento para sus cintas. “Pero como productor, en cambio, me encuentro muy cómodo produciendo y defendiendo a los directores; al momento de conseguir el financiamiento sí noto la diferencia, creo que hay algo mágico por lo que puedo pelear más".

Al ser cuestionado sobre lo que para él significa la tradición que se retrata en esta película, el creador de Cronos dijo: “A mí el Día de Muertos me ponía bien cachondo, porque en los puestos vendían calaveras de todos los tamaños y de todos los materiales; salía con calaveras de hule negras que no tenían ningún sentido pero que estaban poca madre; era un rollo muy enloquecido pero parecía que esos puestos estaban hechos para mí”, compartió.

Tanto Del Toro como Gutiérrez pensaron en El libro de la vida como un producto con la capacidad para viajar por el mundo, en donde ya se ha posicionado de forma sorprendente, pues dice Guillermo: “tiene una identidad visual muy fuerte que está provocando una gran reacción”, mientras que Jorge espera sea del agrado del público, ya que visualizó esta historia como una trilogía.

1
   

   

El libro de la vida