AFTEROFFICE
DEPORTES

Listo el Super Bowl XLIX: Pats vs Seattle

Los Patriotas de Nueva Inglaterra obtuvieron su sexto pase al Super Bowl en la era de Tom Brady, al apalear 45-7 a los Potros de Indianápolis en el juego por el título de la Conferencia Americana y disputarán el Vince Lombardy el 1 de febrero ante Halcones Marinos de Seattle.
Notimex
18 enero 2015 21:31 Última actualización 18 enero 2015 21:34
Pats. (Reuters)

Los Pats no tuvieron misericordia de sus rivales. (Reuters)

FÓXBORO.- El mariscal de campo Tom Brady llevó a Patriotas de Nueva Inglaterra a disputar el Súper Tazón por sexta ocasión en su carrera, al imponerse este domingo por lapidario 45-7 a Potros de Indianápolis en el juego por el título de la Conferencia Americana.

Brady conectó tres envíos de anotación, de una yarda con James Develin, de 16 con Nate Solder y de cinco con Rob Gronkowski, mientras el corredor LeGarrette Blount sorprendió a propios y extraños al destaparse con tres touchdowns, de una, 13 y dos yardas en el duelo disputado en el Gillette Stadium de esta ciudad.

Así, Patriotas consiguió su sexto viaje al "Súper Domingo" en la "Era Brady", en el que enfrentará a Halcones Marinos de Seattle, el próximo 1 de febrero en el Estadio de la Universidad de Phoenix, en Glendale, Arizona.

En un juego que debían jugar por nota, los equipos especiales de Indianápolis cometieron el primer error cuando el receptor Josh Cribbs fildeó me mala manera un despeje de Ray Allen, el cual quedó libre para que el apoyador Darius Fleming lo recuperara y pusiera a Brady y compañía de regreso en el emparrillado.

De nueva cuenta en la grama, el veterano pasador no perdonó y llevó a los "Pats" a la puerta de la "zona prometida", y aunque un primer intento del corredor LeGarrette Blount se quedó cortó por meros centímetros, en un segundo acarreo rompió la línea defensiva "equina" justo por el centro, para poner el 7-0.

Potros intentó mantener el ritmo, pero a sus receptores les faltó ejecución y soltaron cualquier cantidad de pases ante la presión de la secundaria local, con lo que la siguiente serie apenas les alcanzó para llegar a la yarda 33 del rival.

Desde ahí, el entrenador en jefe Chuck Pagano le cedió el ovoide al veterano pateador Adam Vinatieri, para cuya pierna fue demasiado el intento de gol de campo de 51 yd, que se fue por un lado.

Brady se negó a desaprovechar el golpe anímico que esto representó para el rival y tras otra serie sostenida y bien llevada, alcanzó las diagonales con un pase de una yarda para el fullback James Develin, quien rebotó a un par de tackleadores para clavarse a la zona de touchdown y poner los cartones 14-0.

Como era de esperar, Potros no iba simplemente a entregar el partido y su defensiva sacó la casta en el segundo cuarto, para interceptar a Brady y poner de nuevo Luck en el ataque.

El egresado de la Universidad de Stanford condujo a los "equinos" hasta la yarda uno rival, en una serie en la que la clave fue un envío de 36 yd con un hasta entonces "invisible" T.Y. Hilton, para que, jugadas después, el corredor novato Zurlon Tipton se colara a las diagonales en acarreo de una yarda que era el 7-14.

Con dos ofensivas ya bien plantadas en la grama, el duelo se volvió de ida y vuelta, y Nueva Inglaterra cerró la primera mitad con un gol de campo de 21 yardas de Stephen Gostkowski, casi sobre el silbatazo final, que dejó los cartones 17-7 al medio tiempo.

Con el momento del partido de su lado, Patriotas se lanzó "al abordaje" en el tercer episodio, que se disputó bajo una pertinaz lluvia que comenzó en el intermedio, en el que consiguió 21 puntos sin respuesta, con los que se aseguraron el boleto al Súper Tazón XLIX.

En la primera ofensiva de la segunda mitad, los de casa arrastraron a Potros a lo largo de 87 yardas, en una serie que se coronó con una jugada diseñada por el genio del head coach Bill Belichick, quien mandó al tackle Nate Solder a reportarse como elegible para que Brady lo convirtiera en blanco de un pase de 16 yardas para touchdown.

Enseguida, Nueva Inglaterra detuvo a Indianápolis para volver a la ofensiva y, a la postre, a la "zona prometida", ahora en combinación de la "dupla de oro" de Brady y el ala cerrada Rob Gronkowski, quien por fin logró sacudirse la marca para atrapar envío de 12 yd que era el 31-7.

Mal y de malas, la gente de Chuck Pagano carecía de capacidad de respuesta y, para colmo, Luck fue interceptado por el esquinero Darrelle Revis, quien devolvió el ovoide 30 yardas y lo dejó en la 13 de territorio blanquiazul.

Desde ahí, gracias un nuevo engaño de Belichick, LeGarrette Blount halló paso franco a las diagonales con un acarreo de 13 yardas justo por el centro, que puso los cartones con un inalcanzable 38-7 para la causa local.

Belichick no estaba dispuesto a dar espacio a un regreso de Indianápolis y puso la puntilla al abrir el cuarto episodio, con el tercer touchdown de Blount, quien taladró el centro de la línea enemiga para elevar la cuenta a 45-7 para los "Pats".

Del lado visitante, Andrew Luck tuvo una noche para el olvido con sólo 12 de 33 en pases completos, 126 yardas de ganancia, sin touchdowns y dos intercepciones. Por los de casa, Tom Brady terminó con 23 completos de 35 intentos, con yardaje de 226, tres touchdowns y un interceptado.