AFTEROFFICE
DEPORTES

Liga Mexicana de Beisbol prepara festejos por su 90 aniversario

Un libro conmemorativo y un parque de beisbol en el zócalo capitalino o Chichén Itzá son los planes que, hasta ahora, contempla la Liga Mexicana de Beisbol para conmemorar su cumpleaños número 90. 
Alejandra Zúñiga
25 febrero 2015 18:47 Última actualización 25 febrero 2015 18:52
La LMB cumple 90 años de vida. Aquí un pelotero de los Diablos Rojos en la pasada final contra Pericos de Puebla. (Cuartoscuro)

La LMB cumple 90 años de vida. Aquí un pelotero de los Diablos Rojos en la pasada final contra Pericos de Puebla. (Cuartoscuro)

Decir que se cumplen 90 años no es sencillo: incluye mucho trabajo y esfuerzo por mantener vivo a el Rey de los Deportes en México.

La Liga Mexicana de Beisbol está preparando varios festejos por su aniversario, principalmente un libro conmemorativo y lo que probablemente sería un home run derbi en el Zócalo o en Chichén Itzá, informó el presidente de la liga, Plinio Escalante.

“Convertir el Zócalo en un parque de beisbol sería algo increíble. Sin embargo, aún no tenemos definida ni la fecha ni la locación”, comentó el dirigente.

Para la temporada 2015, la LMB no aceptará a los peloteros que no hayan firmado con sus equipos, además de que durante toda la campaña la liga realizará antidoping a los jugadores para “tener un juego más equilibrado y mejor salud en los beisbolistas”.

El equipo de la capital, los Diablos Rojos, se preparan para el spring training, al mismo tiempo que afinan los detalles de su estadio temporal, el Fray Nano.

Con capacidad para 6 mil aficionados y con la novedad de que las butacas serán numeradas, Jorge Alum señaló que, a pesar de que el conjunto escarlata jugará en un estadio mucho más pequeño y tendrán cupo limitado, comparado con el Foro Sol, los fanáticos podrán disfrutar de una vista mucho más cercana al terreno de juego, pues los asientos están a menor distancia del diamante.

En cuanto al nuevo recinto de los escarlatas, el gerente general comentó: “Vamos bien, esperamos que para la temporada 2017 podamos estar jugando en nuestra nueva casa”. Agregó que, por el momento, no están construyendo, pues esperan a que el Gobierno del Distrito Federal les otorgue los permisos que requieren para iniciar con la obra.

Cuando el empire girte “play ball” el 3 de abril, los Diablos Rojos del México iniciarán una nueva etapa en un estadio muy distinto del que se coronaron el año pasado.