AFTEROFFICE
culturas

Les Luthiers: reír para no llorar

La agrupación argentina Les Luthiers celebra 50 años en México con un show que hace de los vicios de la clase política materia de carcajada. La agrupación vuelve a México, este jueves, viernes y sábado en el Auditorio Nacional.
Rosario Reyes
03 abril 2016 20:52 Última actualización 04 abril 2016 5:0
Dos nuevos integrantes se sumaron al grupo tras la muerte de Daniel Rabinovich, ocurrida el 20 de agosto de 2015. (Cortesía)

Dos nuevos integrantes se sumaron al grupo tras la muerte de Daniel Rabinovich, ocurrida el 20 de agosto de 2015. (Cortesía)

Desde que, hace medio siglo, Les Luthiers lanzó al mundo hispanoparlante una muy argentina forma de humor musical, rebosante de crítica y refinamiento, la agrupación ha sobrevivido al golpe militar de 1966, la dictadura atroz de Jorge Rafael Videla y la violencia de los años 70; la guerra de las Malvinas, varios descalabros periódicos de la economía y unos cuantos horrores más, refiere uno de sus fundadores, Jorge Maronna.

"Pero siempre el público nos siguió con fidelidad, a pesar de que navegábamos todos sobre mares tempestuosos”, asegura el guitarrista, compositor y cantante.

“En política es difícil aplicar aquello de ‘reír para no llorar’. A menudo, al leer el diario, es difícil no hacerlo. Y con demasiada frecuencia son los políticos quienes parecen estar riéndose de nosotros”.

Con todo, la crítica política es el corazón de la chacota que anima el espectáculo ¡Chist!, con el que la agrupación vuelve a México, este jueves , viernes y sábado en el Auditorio Nacional.

El quinteto, que se mantuvo sin cambios en su alineación por 29 años, es ahora un sexteto, con dos nuevos integrantes, quienes se sumaron al grupo tras la muerte de Daniel Rabinovich, ocurrida el 20 de agosto de 2015.

___¿Cómo se encuentra la agrupación sin Rabinovich?
___La larga enfermedad y la posterior desaparición de Daniel, compañero y amigo de toda la vida, actor cómico formidable, fueron golpes duros para Les Luthiers. Paulatinamente, el grupo pudo recomponerse con la incorporación de Martín O’Connor y Tato Turano, que actúan con enorme solvencia y son recibidos por el público con
total aceptación.

ASISTA
¡Chist!
Auditorio Nacional
Jueves 7, viernes 8 y sábado 9, 20:30 horas
$300 a $1,500


___Daniel defendía aquello de que “el show debe continuar”. ¿Qué representa para ustedes cumplir, a pesar de sus circunstancias personales?
___Se trata de algo que cualquiera conoce y experimenta: seguir adelante pese a las dificultades de la vida. En el caso del humorista resulta llamativo el hecho de hacer reír mientras se está de duelo, pero pisar el escenario, nuestro lugar de juegos, cuando estamos tristes, nos conecta con la vida.

___Si los vicios de la clase política son el hilo conductor de ¡Chist!, ¿así de hilarantes son los políticos?
___El número de los políticos tuvo mucho éxito en el momento en que fue estrenado en Argentina, hace ya 20 años. Cuando lo llevamos fuera del país temíamos que esos personajes resultaran extraños a otros públicos. Y comprobamos que el número se festeja en todos los países; lamentablemente, la corrupción es parecida en todo el mundo.

___¿Cuál es su lectura de las recientes visitas presidenciales, a Argentina, entre éstas la del estadounidense Barack Obama?
___Resulta esperanzador que Obama y los presidentes de Francia e Italia hayan venido a nuestro país; estamos volviendo a tener contacto con un mundo que, durante el gobierno anterior, se quiso despreciar con soberbia.

___¿Qué piensa sobre el hecho de que Les Luthiers ha pasado 50 años viviendo del humor?
___Estamos agradecidos de este milagro hermoso y duradero. Éramos veinteañeros con futuros en la ingeniería, la química, la medicina, la arquitectura y el derecho, que jugaban dentro de los límites de una fiesta estudiantil. Ninguno podía imaginar esta carrera que florecería y duraría tanto tiempo.

___¿El bolarmonio es su más reciente creación, o tienen algún instrumento nuevo?
___El bolarmonio y el campanófono, que se podrán ver en ¡Chist!, son creaciones relativamente nuevas de Fernando Tortosa. El instrumento más reciente del grupo es la batería de cocina, de nuestro luthier Hugo Domínguez, que ejecutamos en Viejos hazmerreíres, espectáculo que llegará a México más adelante. Tenemos más de 40 instrumentos informales.

___Ahora están de gira con un show antológico, y Viejos hazmerreíres, que estrenarán en mayo, también lo es, ¿llegó el tiempo de recapitular su trabajo más que hacer nuevos espectáculos?
___Crear una nueva propuesta es una tarea que siempre nos resultó tan apasionante como agotadora. En estos tiempos estamos un tanto perezosos y nos gusta reencontrarnos con obras de nuestro repertorio que están tan vivas como en su primer día. Ambos son montajes enormemente reideros y actuales.

___Hay un balance entre lo humorístico y lo musical, ¿en qué área considera que han hecho mayores aportaciones?
___Les Luthiers no sería lo que es sin los números musicales, pero sospecho que nuestra obra, que puede tener cierta importancia en la historia del humor, no tiene ninguna en la de la música. Por alguna razón que se me escapa, los críticos consideran a Beethoven mejor compositor que Mastropiero.

JORGE MARONNA
Pasante de medicina que dio nombre a Les Luthiers, Jorge Maronna ha compuesto música para teatro y obra coral; ha publicado cuatro libros humorísticos y coescribió el guión de la telenovela paródica Leche.