AFTEROFFICE
DEPORTES

León, araña semis; Pumas-Tigres en suspenso

Parece que esta llave para avanzar a las semifinales del futbol mexicano parece que está sellada para el León que en casa se encargó de devorar a los Xolos de Tijuana; Pumas y Tigres empatan a 2 y lo definirán el sábado.
23 noviembre 2016 23:17 Última actualización 24 noviembre 2016 0:2
León. (Cuartoscuro)

León. (Cuartoscuro)

Mauro Boselli y Fernando Navarro anotaron goles en los primeros 20 minutos del partido y León extendió su buen momento al vencer al líder general Tijuana en el partido de ida de la eliminatoria de cuartos de final del torneo Apertura mexicano.

Boselli aprovechó un centro de Elías Hernández para abrir la cuenta a los 11 y Navarro recibió un pase peinado por el argentino Diego Novaretti para aumentar a los 17.

El argentino Germán Cano anotó el tercero a los 61 para los "Esmeraldas", que se clasificaron en la última fecha tras varias combinaciones de resultados. Llevan 11 partidos en fila sin perder, todos desde que el entrenador argentino Javier Torrente asumió el cargo en relevo por Luis Fernando Tena, despedido cuando tenía al equipo en el fondo de la clasificación.

Con el resultado, cualquier empate o derrota de hasta dos goles le daría a León el pase a semifinales por segunda temporada consecutiva.

1
 

 

Pumas. (Cuartoscuro)

VIBRANTE JUEGO EN CU

En la ida de los cuartos de final del Torneo Apertura 2016 de la Liga MX, Pumas de la UNAM y Tigres de la UANL firmaron un atractivo empate 2-2, que fue beneficioso para los norteños pues el sábado cerrarán la serie en casa.

El argentino Ismael Sosa, al minuto ocho, y Jurgen Damm, al 48, anotaron por parte de los regiomontanos, mientras que Pablo Barrera, de penal al 36, y el ecuatoriano Fidel Martínez, al 66, hicieron lo propio para los auriazules en el Estadio Olímpico Universitario.

De este modo Tigres firmará su pase a semifinales el sábado en el "Volcán" con un triunfo o empate que sea igual de 2-2 o menos, mientras que Pumas tendrá que ganar o igualar 3-3 o más para seguir con vida.

Las dos escuadras saltaron al terreno de juego conscientes de que era la "fiesta grande"; un Pumas entusiasmado, con garra ante su afición, pero los argumentos futbolísticos eran de Tigres, bien acomodados y provocando errores en la salida rival.