AFTEROFFICE
culturas

Legendarios guitarristas mexicanos en Cumbre Tajín

Los rockeros mexicanos Carlos Santana y Javier Bátiz se juntarán en un mismo escenario para cerrar el famoso encuentro musical que se realiza anualmente en Veracruz. También actuarán El Tri y La Maldita Vecindad, entre otros.
Agencias
26 enero 2015 20:56 Última actualización 26 enero 2015 20:57
La historia entre Carlos Santana y Javier Bátiz se remonta a hace más de 40 años, pues Santana fue discípulo del guitarrista tijuanense. (Cuartoscuro/Archivo)

La historia entre Carlos Santana y Javier Bátiz se remonta a hace más de 40 años, pues Santana fue discípulo del guitarrista tijuanense. (Cuartoscuro/Archivo)

El Festival Cumbre Tajín celebrará su edición 16 en marzo con una reunión muy significativa, cuando los guitarristas mexicanos Carlos Santana y Javier Bátiz se junten en un mismo escenario para cerrar el famoso encuentro musical que se realiza anualmente en el estado mexicano de Veracruz, y que tiene como protagonista al pueblo indígena totonaca.

Los legendarios rockeros llegarán al mencionado festival el 23 de marzo como parte del cartel artístico del quinto y último día de actividades del encuentro cultural, en el que también actuarán la no menos mítica banda El Tri, La Maldita Vecindad y Bolina Sin Parné.

"Dejaremos que Tajín los envuelva (a Santana y Bátiz) con su magia, y entonces se haga realidad lo inimaginable, que ambos se junten con sus guitarras para celebrar al pueblo totonaca, y de paso deleiten a su público con su talento y virtuosismo", dijo Brenda Tubilla, productora de Cumbre Tajín, en entrevista telefónica.

La historia entre Carlos Santana y Javier Bátiz se remonta a hace más de 40 años, cuando el ganador de varios Grammy y Latin Grammy fuera discípulo del guitarrista tijuanense, considerado uno de los precursores del rock en México. Se conocieron en la norteña ciudad de Tijuana a finales de la década de 1950, luego de que la madre del músico jalisciense escuchó tocar a Bátiz y le pidió que le enseñara a su hijo algunas técnicas.

Desde su creación, en 1999, Cumbre Tajín se ha caracterizado por ser un proyecto que impulsa el crecimiento de la economía, el turismo, la educación y el desarrollo de las comunidades totonacas, a través de un modelo que fortalece la identidad y difunde el pensamiento indígena.

Uno de los grandes logros del festival es que su Centro de las Artes Indígenas, asentado en la zona arqueológica del Tajín, fue incluido en 2012 por la UNESCO en su lista mundial de las mejores prácticas de salvaguardia del patrimonio cultural.

Dicho nombramiento convierte a Papantla, la localidad que alberga a Tajín, en la única ciudad en el mundo con tres patrimonios culturales: el Centro de las Artes Indígenas, la zona arqueológica de Tajín y la Escuela de Voladores de Papantla.