AFTEROFFICE
deportes

LeBron desquicia a Curry; 'Cavs' vencen y fuerzan séptimo juego

James tuvo una noche brillante que incluyó 41 puntos y provocar la expulsión del Jugador Más Valioso de la temporada regular, para que Cleveland equilibrara la serie; el domingo se decidirá el título de la NBA en Golden State.
Alain Arenas
17 junio 2016 1:18 Última actualización 17 junio 2016 1:23
LeBron James bloquea un disparo a Stephen Curry. (Reuters)

LeBron James bloquea un disparo a Stephen Curry. (Reuters)

Un inicio frenético de Cleveland en el primer cuarto y un LeBron James que anotó 41 puntos por segundo juego consecutivo, permitió a los Cavaliers derrotar 115-101 a los Warriors y emparejar a tres juegos las finales de la NBA y forzar a un séptimo partido.

Animados por la victoria del martes en California, Cleveland fue una aplanadora en el primer periodo. No dejó respirar a los Warriors. No había otra forma, la quinteta de Ohio sabía que una derrota más causaría el bicampeonato de los Warriors. Por ello aprovecharon la poca puntería de Curry y compañía, para sacarle casi el triple de puntos a sus rivales en el primer periodo.

Golden State despertó en el segundo cuarto, pero el encuentro seguía bajo el dominio de los locales. Cuando los visitantes comenzaron a encestar los triples, Kyrie Irving y James respondían de la misma manera.

Para la mitad del tercer cuarto, Cleveland llegó a tener ventaja de 18 puntos, pero Curry y Thompson entraron en ritmo. Sus triples comenzaron a entrar y la diferencia de unidades se acortó a ocho puntos. Pero solo había un detalle que terminó por marcar el encuentro: Curry llegó a este periodo con cinco faltas personales y con la paciencia evaporada por el mismo James.

LeBron se acercó en el transcurso del partido con el jugador de Golden State. Las tomas de televisión evidenciaron un intercambio de palabras de LeBron y un semblante de enojo del armador. Para la mitad del medio cuarto, Curry estalló en una jugada en la que, desesperado, intentó quitarle el balón a James y que causó que los oficiales le marcaran su sexta falta personal y por consiguiente su expulsión del juego.

Stephen no cesó. Producto de su frustración, aventó su protector bucal a las gradas de la arena y éste terminó por impactar en un aficionado. La Liga, seguramente, revisará el caso y podría suspender a la estrella de los Warriors, pese que al final se disculpó con el aficionado afectado. Hay un antecedente. En las finales del 2006, Udonis Haslem lanzó su protector y fue suspendido un juego. Sería una escenario terrible para los californianos si esto se repitiera.

El resto del partido fue todo Cleveland. Unos Warriors sin alma se esfumaron en Cleveland. Dejaron que los Cavaliers les anotaran puntos a placer y LeBron, ya sin resistencia, se regodeó entre triples, tiros desde el codo y asistencias para retacadas a sus compañeros
Los Cavaliers emparejaron la serie, sacaron fuerzas de flaqueza e hicieron historia: jamás un equipo en las finales había emparejado la serie tras ir perdiendo 3-1... hasta los 'Cavs'.

El domingo, en California, podrían ser el primer equipo en ganar la serie tras ir perdiendo por el mismo 3-1... y Curry podría verlo desde la tribuna.