AFTEROFFICE
culturas

Latinoamérica ya extraña a Galeano

El escritor uruguayo Eduardo Galeano será despedido hoy en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo en Uruguay. América Latina, vapuleada en la reciente Cumbre de las Américas, dice el poeta Saúl Ibargoyen, lamenta la pérdida de uno de sus escritores más queridos.
Rosario Reyes
13 abril 2015 23:53 Última actualización 15 abril 2015 14:34
Lo venció el cáncer de pulmón que padecía desde hace años. (AP)

Lo venció el cáncer de pulmón que padecía desde hace años. (AP)

Eduardo Galeano será despedido hoy en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo en Uruguay. Qué nombre el del sitio. Hace pensar en la región a la que el escritor y periodista dedicó una de sus obras clave. América Latina, lamenta la pérdida de uno de sus escritores más queridos. La mañana del lunes Galeano murió tras varios días internado en Montevideo. Lo venció el cáncer de pulmón que padecía desde hace años.

Es tiempo de revisar su obra, dice el poeta Ibargoyen, también uruguayo, quien vive en México desde 1976, a donde llegó como exiliado político. En la reciente cumbre en Panamá, afirma: "El reprobado fue Barack Hussein Obama, además de que la presencia de Cuba no resultó lo que Estados Unidos esperaba, por más que siga buscando acuerdos con la isla".

Además, “hubo un enfrentamiento con el imperialismo de parte de gobiernos como el de Morales, Correa, o Maduro. Vamos a lamentar la ausencia de los análisis que pudiera hacer en estas circunstancias”, dice el poeta que coincidió varias veces con Galeano, la última en México, cuando éste y Ernesto Cardenal recibieron el doctorado honoris causa por la Universidad Veracruzana en 2009.


Las venas abiertas de América Latina significó para el periodista Epigmenio Ibarra un descubrimiento. El protagonista de una de las anécdotas incluidas en el libro de Galeano, El futbol a sol y sombra (aquélla en la que se salvó de ser fusilado por mencionar el nombre de Hugo Sánchez, camino a Sarajevo a donde iba como corresponsal de guerra junto a Hernán Vera), comparte que con su autor le mostró un camino en muchos sentidos.

Pero la América Latina de las páginas de Galeano, advierte Ibarra, ha cambiado. “Hoy resulta que la cantidad más alta de desaparecidos no es en Argentina, Uruguay o El Salvador, sino en este país, donde supuestamente hay democracia. De los 40 mil desaparecidos que reporta Naciones Unidas en los últimos 10 años, México tiene el vergonzoso honor de tener 23 mil. Cambió América Latina, el que no cambió fue México, entonces, la enseñanza de Galeano nos obliga mucho más a los mexicanos”.

Su obra póstuma Mujeres se publicará el jueves en España, y la siguiente semana en Argentina. La edición mexicana se lanzará a principios de mayo bajo el sello Siglo XXI Editores, que también editará Cazador de historias, en julio.

Louise
—Quiero saber lo que saben –explicó ella.

Sus compañeros de destierro le advirtieron que esos salvajes no sabían nada más que comer carne humana:
—No saldrás viva.

Pero Louise Michel aprendió la lengua de los nativos de Nueva Caledonia y se metió en la selva y salió viva.
Ellos le contaron sus tristezas y le preguntaron por qué la habían mandado allí:

—¿Mataste a tu marido?

Y ella les contó todo lo de la Comuna:

—Ah —le dijeron—. Eres una vencida. Como nosotros.

Reproducimos unas líneas del avance de este libro, con autorización de la editorial.