Las Pumas, menos que los Pumas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las Pumas, menos que los Pumas

COMPARTIR

···
After Office

Las Pumas, menos que los Pumas

El equipo femenil de los Pumas no juega en el Estadio Olímpico México 68 de la Ciudad Universitaria, como lo hace el varonil cada 15 días. El Estadio Olímpico debe estar abierto para las mujeres en las mismas condiciones que para los hombres.

Mauricio Mejía
23/10/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las incorregibles incongruencias y groserías del discurso del futbol mexicano. El equipo femenil de los Pumas no juega en el Estadio Olímpico México 68 de la Ciudad Universitaria, como lo hace, invariablemente, el varonil cada 15 días. Los 800 espectadores que pueden entrar a la Cantera (sin auto, porque, dicen los vigilantes de las instalaciones, “el estacionamiento es muy pequeño”) deben estar alerta cada mañana de los partidos para obtener gratuitamente una entrada. Luego deben bajar y subir los dos kilómetros (uno de ellos sobre un corredor de menos de un metro de ancho en un largo túnel) que separan la entrada de las instalaciones de la cancha de juego. La subida, en ciertas condiciones físicas puede ser un calvario.

El sábado, las Pumas perdieron 1-0 ante las Águilas del América; antes habían sido derrotadas por su propio club (una entidad que utiliza los colores y emblemas de la Universidad Nacional Autónoma de México, sin pertenecer a ella), para el cual no son iguales ellas que ellos.

Hasta ahora las Pumas no han jugado ninguno de sus partidos en CU. América, Cruz Azul, Pachuca y Toluca, entre otros, han abierto sus estadios a sus cuadros femeninos. Las Águilas recibieron a las Pumas en el Estadio Azteca, una arena con aforo para más de 75 mil espectadores. En la confusión admistrativa y fiscal en la que se encuentra la relación del Club Universidad con la casa de estudios más importante de México, es tiempo de que ambos den una explicación de por qué la igualdad de género no se cumple con los dos equipos que representan a las dos razones sociales. El deporte, como hecho político, elimina todo tipo de discriminación. El Estadio Olímpico debe estar abierto para las mujeres en las mismas condiciones que para los hombres.

,,