AFTEROFFICE
DEPORTES

Las otras selecciones que sí triunfan sin tantos reflectores

En México existen otros deportes cuyas selecciones nacionales han clasificado a justas mundialistas sin los reflectores con los que sí cuentan los hombres de Miguel Herrera. 
Ma. del Refugio Mlechor
29 mayo 2014 22:24 Última actualización 30 mayo 2014 5:0
Etiquetas
La selección mexicana de voleibol jugará en el Mundial de Polonia. (Cortesía)

La selección mexicana de voleibol jugará en el Mundial de Polonia. (Cortesía CONADE)

Trabajaron fuerte, se fueron sigilosamente, sin porras ni aplausos, pero regresaron con el boleto mundialista en la mano. Primero fueron los basquetbolistas que se coronaron en el torneo realizado en Venezuela y ahora el honor correspondió al equipo de voleibol que le ganó a Puerto Rico el pase al Mundial de Polonia.

Dirigida por Sergio Hernández, la Selección mexicana de voleibol varonil ganó en tres sets a los boricuas (25-13, 25-20 y 25-19).
En 2010, el representativo regresó a la máxima competencia, en la que fue eliminada en segunda fase.

La penúltima vez asistió a Buenos Aires 1982, cuando no pudo superar la ronda de grupos, con un registro de un partido ganado y dos perdidos.

Su otra participación se remonta hasta 1974 cuando fue anfitrión del VII Campeonato Mundial, pero no pudo trascender y debió conformarse con un noveno lugar en la rama femenil y el décimo puesto en varonil.
Ese fue el mismo año que la selección de baloncesto también consiguió su boleto mundialista y terminó en el noveno lugar, superando a las quintetas de Checoslovaquia (10) y Argentina (11).

Cuatro décadas después se repite la historia y México estará presente tanto en el Mundial de Basquetbol España 2014 como en el de Voleibol Polonia 2014.

Las otras Selecciones entregaron buenas cuentas, refutando la teoría que sostiene que México no puede triunfar en deportes de conjunto, más allá del futbol, beisbol y futbol americano.

También se rompió el mito de que los mexicanos no pueden ganar en disciplinas que requieren una gran estatura. Con organización, trabajo y una buena planeación finalmente alcanzaron sus objetivos.

En el baloncesto, los líderes fueron Gustavo Ayón de los Atlanta Hawks de la NBA y el entrenador español Sergio Valdeomillos, para que México ganara por primera vez un torneo preolímpico, imponiéndose en la final 91-89 a Puerto Rico.

Los boricuas también se perfilaban como favoritos en el Premundial de Voleibol por anfitriones, pero México jugó su mejor partido y la ciudad de Ponce fue testigo de la derrota de su Selección.

“Nunca imaginé que ganaríamos de una forma contundente, pero los muchachos hicieron el trabajo y logramos nuestro objetivo”, dijo el entrenador Sergio Hernández a la página oficial de la Federación Internacional de Voleibol.

Junto con México también consiguieron su boleto las potencias Estados Unidos, Cuba y Canadá.

En los Mundiales de basquetbol y voleibol los mexicanos no se plantean ningún quinto partido como los futbolistas, tampoco se ponen metas imposibles como ser campeones. Conseguir el mayor número de triunfos y dejar todo el sudor en la duela es su único compromiso.

Claro que siempre hay lugar para la esperanza, están los casos de los niños beisbolistas de Monterrey que ganaron la Serie Mundial de Ligas Menores 1997 y sus familiares lanzaron el tradicional grito de guerra del deporte mexicano: “¡Sí se puede!”; los dos títulos mundiales de futbol en la categoría Sub-17 y la medalla de oro olímpica de Londres 2012.

También hay que recordar el caso más insólito aún, el del polo acuático que logró un noveno lugar en el Mundial realizado en Belgrado 1973, con la gran actuación de Armando Fernández, quien después adoptaría la nacionalidad alemana para conquistar una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.