AFTEROFFICE
deportes

Las nuevas 'armas' argentinas contra Uruguay

El recambio generacional de delanteros argentinos estará a prueba mañana en su encuentro con el otro país sudamericano en la fecha 15 de la eliminatoria con rumbo a Rusia 2018.
Alain Arenas
29 agosto 2017 22:58 Última actualización 30 agosto 2017 5:0
Futbol

(Especial)

Los delanteros Lucas Alario (ex River Plate, después de firmar contrato ayer, por cinco años, con el Bayer Leverkusen), Darío Benedetto (Boca Juniors) y Mauro Icardi (Inter de Milán) son los nuevos rostros del ataque de la Selección argentina. Sus llamados se deben al buen nivel que han mostrado en las últimas temporadas y para que la Albiceleste tenga variantes en la ofensiva, señala Mauro Camoranesi, ex futbolista que jugó en la liga argentina en tres etapas (1994-1995, 1997-1998 y 2011-2014).

Alario ganó fama luego de que se afianzara en el 11 titular de River Plate. Fue clave para que el club ganara la Copa Libertadores en 2015 (anotó el primer gol en la final de vuelta contra Tigres) y la Recopa Sudamericana 2016 (marcó, en el juego de vuelta, el segundo y definitivo tanto contra Independiente Santa Fe).

En septiembre del año pasado contra Uruguay –al que mañana visitará Argentina en la fecha 15 de la eliminatoria mundialista de la Conmebol con rumbo a Rusia 2018– debutó en el representativo de su país y apenas en junio de 2017 marcó su primer tanto ante Singapur, en partido amistoso.

“Sus mejores cualidades son la retención y distribución de balón de espalda a la portería, y su remate de cabeza. Se convirtió en el emblema ofensivo de River en los últimos años y es el delantero con mayor proyección”, sostiene Camoranesi.

FOCOS
Últimos ajustes. Camorensi sostiene que la táctica que utilizará Sampaoli en ataque será jugar con un solo delantero y con Messi o Dybala atrás de ellos.

“Lo ideal es que uno de los dos se salga de la zona de atacantes y reparta balones al centro delantero. Icardi es el que saldría más favorecido de esta táctica”


El también ex director técnico de Tigre sostiene que la convocatoria de Alario era lógica, no así la de Benedetto. Dice que la edad primero (24 años) y su anterior llamado a la selección mayor con Edgardo Bauza –el antiguo estratega– eran sus ventajas. La del segundo, asegura, sólo es su racha goleadora: 16 tantos en 30 juegos desde su llegada a Boca en el verano de 2016. Esta es su primera convocatoria al cuadro mayor.

“Es un goleador instintivo, oportunista y tiene buen remate de primera intención. Sorprendió en la liga argentina que anotara tantas veces, nadie se lo esperaba. Jorge Sampaoli quiere aprovechar su buen momento, con la esperanza de que también se refleje con la Selección”, dice quien fuera campeón del mundo con Italia en 2006.

Mauro Icardi es el delantero con mejor rendimiento de los tres. En el Inter de Milán se consagró Cappocannoniere –líder de goleo de la Serie A– al marcar 22 tantos en la temporada 2014-15. En los dos años siguientes marcó 14 y 26 anotaciones, respectivamente, y esta campaña registra cuatro goles en apenas dos partidos de la liga italiana. Los últimos los anotó el domingo pasado en el estadio Olímpico ante la Roma.

Camoranesi destaca que la gran virtud de Icardi es mantenerse en buen nivel, pese a que el Inter no ha tenido buenas campañas. En la temporada que fue líder anotador, el club terminó octavo. Mientras que en las dos temporadas siguientes concluyó en cuarto y séptimo lugar, respectivamente. “Es el centro delantero más completo que tiene Argentina en esta convocatoria.

Es un jugador de área, que puede definir de primera intención o se puede quitar rivales para finalizar las jugadas. También posee buen remate de media y larga distancia. Su cualidad más visible es el remate con la cabeza, que es muy valioso pese a que no es muy alto (1.81 metros)”.

Para el delantero y capitán del Inter es su tercera convocatoria con el seleccionado. La primera fue en 2013, cuando fue considerado por el entonces director técnico Alejandro Sabella. Tuvo su debut, precisamente, contra Uruguay en octubre de ese año, en el que sólo disputó siete minutos. Su segundo llamado se dio en junio pasado, para los partidos contra Brasil y Singapur.

No participó en ninguno por una lesión que tuvo en la rodilla derecha. Camoranesi dice que podría iniciar de arranque ante el cuadro uruguayo ante la ausencia de Gonzalo Higuaín, quien no fue convocado para este partido y el de Venezuela, que se disputará el próximo martes en Buenos Aires.

“Los tres tienen futuro y no dudo que triunfarán en el futbol europeo. Icardi ya lo hace con el Inter, Alario llegó al Bayer Leverkusen y Benedetto se rumoró que firmaría por el Sevilla. Los tres podrían poner en aprietos a Higuaín, quien hasta antes de la llegada de Sampaoli era inamovible. Si tienen buenas actuaciones en estos partidos de eliminatoria podrían jugar el Mundial de Rusia 2018, siempre y cuando Argentina califique”, sentencia el ex futbolista.

Últimos ajustes. Camorensi sostiene que la táctica que utilizará Sampaoli en ataque será jugar con un solo delantero y con Messi o Dybala atrás de ellos. “Lo ideal es que uno de los dos se salga de la zona de atacantes y reparta balones al centro delantero. Icardi es el que saldría más favorecido de esta táctica”.