AFTEROFFICE
culturas

Las ferias del libro no se hacen para dar descuento: director de la FIL Minería

El director de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, Fernando Macotela, asegura en entrevista que las ferias del libro no fueron concebidas para ofrecer los precios más atractivos, sino para presentar novedades editoriales.
Eduardo Bautista
16 febrero 2016 21:31 Última actualización 17 febrero 2016 5:0
La FIL del Palacio de minería registró en en su edición del año pasado 145 mil visitantes. (Cuartoscuro/Archivo)

La FIL del Palacio de minería registró en en su edición del año pasado 145 mil visitantes. (Cuartoscuro/Archivo)

Hoy arranca la edición 37 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. Pero quienes buscan ofertas no deben emocionarse de más, porque no serán muchas. Ante los comentarios de asistentes a ediciones anteriores de que los precios de los títulos que se ofertan en este espacio son muy altos, el director de este encuentro, Fernando Macotela, asegura en entrevista que las ferias del libro no fueron concebidas para ofrecer los precios más atractivos, sino para presentar novedades editoriales.

“Es una idea errónea que se ha difundido de a gratis. Las ferias son para mostrar los productos nuevos. No debemos pensar en una feria como el lugar de los descuentos. Igual que en las muestras de automóviles, lo que se tiene que promover en las ferias literarias son las novedades y los autores", explica quien dirige la FIL de Minería desde hace 16 años, y justifica: "por ley nosotros no podemos ofrecer descuentos en los libros con menos de 18 meses de antigüedad”.

Desde hace al menos un lustro, la queja sobre la feria del libro más antigua de México, consignada en diversos medios, es la misma: los títulos son caros, a veces más que en las mismas librerías. El año pasado no era extraño ver a la gente abandonar el recinto para comprar libros en el pasillo Condesa, un corredor que se ubica justo al lado del Palacio de Minería y que ofrece productos desde 15 pesos.

Pese a las inconformidades, Macotela asegura que la FIL ha llegado a un nivel de madurez insoslayable. En esta edición se llevarán a cabo mil 515 actividades, prácticamente el mismo número que el año pasado.

Las presentaciones que no te debes perder este fin de semana
Viernes 19
19:00 horas: Norte. Una antología. (Era) de Eduardo Antonio Parra. Auditorio Bernardo Quintana (Palacio de Minería).

Sábado 20
12:00 horas: El bondadoso rey (FCE) de Antonio Malpica. Salón de la Academia.
19:00 horas : Entrevistas para la historia (Ediciones Proceso), de Julio Scherer. Con Rafael Rodríguez Castañeda. Auditorio Bernardo Quintana.
La asquerosa enciclopedia (Planeta), de Kirén Miret. Salón de actos del Palacio de Minería.
20:00 horas: El regreso del Rey Chuiquito (Tusquets), de Trino. Con Jairo Calixto Albarrán Auditorio Bernardo Quintana.

Domingo 21
11:00 horas: La cuchara sabrosa del profesor Zíper (FCE), de Juan Villoro, ilustrado por Rafael Barajas El Fisgón. Con los autores. Salón de la Academia del Palacio de Minería .
13:00 horas: Toledo–Monsiváis (ERA), de Francisco Toledo y Carlos Monsiváis. Salón de la Academia.
15:00 horas: La cabellera andante (Alfaguara), de Margo Glantz. Con la autora. Capilla del Palacio de Minería.
15:00 horas: Mesa redonda: Entre lo sacro y lo profano. Participan Raúl Olmos y Bernardo Barranco. Auditorio Bernardo Quintana.
19:00 horas: ¡Cácaro! La época de oro del cine mexicano en monos (Resistencia), de Gonzalo Rocha, Luis Fernando, Magú y Hernández. Participan los autores y Josefina Larragoiti. Auditorio Sotero Prieto, Facultad de Ingeniería, CU.


En 13 días habrá 859 presentaciones de libros; 284 charlas y conferencias; 107 lecturas y recitales; 94 mesas redondas y 21 proyecciones de películas y documentales. Los organizadores esperan que este año aumente la afluencia de visitantes. En 2015 acudieron 145 mil personas, 5 por ciento menos que en 2014.

A pesar de que la última Encuesta Nacional de Lectura del INEGI indica que cada vez hay más niños y jóvenes interesados en la lectura, la FIL de Minería no piensa ingresar en ese mercado, que pertenece más a encuentros como la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), señala Macotela.

“El objetivo de la FIL de Minería seguirá siendo el público especializado y la diversidad editorial. En nuestro programa sí habrá un total 128 actividades infantiles, pero la mayoría está enfocada a que los niños se distraigan mientras sus padres recorren la feria y compran libros. Pero los jóvenes son otro boleto, ellos sí tendrán sus Jornadas Juveniles del 23 al 25 de febrero”, destaca.

El presupuesto para este año, precisa el titular, fue de 12.5 millones de pesos aproximadamente. El Comité Organizador tuvo que pedir 100 mil pesos más debido a los ajustes de precios por la inflación. “Somos una feria barata, que no necesita de grandes sumas de dinero para ofrecer la más alta calidad. Por fortuna ya hemos alcanzado un nivel en el que operamos con números negros”, concluye.