AFTEROFFICE
deportes

Las estrategias defensivas toman el control del juego

Los Vikingos de Minnesota demostraron que están en la primera línea de la NFL, al derrotar 22-10 a las Panteras de Carolina. Los que demostraron que son más que la defensiva fueron Broncos de Denver. Los vigentes campeones del Super Bowl derrotaron 29-17 a los Bengalíes de Cincinnati.
Redacción
25 septiembre 2016 23:2 Última actualización 25 septiembre 2016 23:7
Pittsburgh sufrió ante Carson Wentz, quien lanzó para 301 yardas y dos touchdowns, con lo que Filadelfia (3-0) mantuvo el invicto. (AP)

Pittsburgh sufrió ante Carson Wentz, quien lanzó para 301 yardas y dos touchdowns, con lo que Filadelfia (3-0) mantuvo el invicto. (AP)

Pittsburgh (2-1), uno de los equipos candidatos al Super Bowl que tenía marca de 19-2 contra quarterbacks novatos desde 2004, sufrió ante Carson Wentz -segunda selección general del pasado Draft-, quien lanzó para 301 yardas y dos touchdowns, con lo que Filadelfia (3-0) mantuvo el invicto.

Los Vikingos de Minnesota (3-0) demostraron que están en la primera línea de la NFL, al derrotar 22-10 a las Panteras de Carolina (1-2), aun sin contar con Teddy Bridgewater y Adrian Peterson, su quarterback y corredor titular, respectivamente.

Carolina, que acumulaba 14 victorias consecutivas en casa, sufrió en contra de la defensiva de Minnesota que interceptó tres veces a Cam Newton y que lo capturó ocho ocasiones, entre ellas una del ala defensiva Danielle Hunter que produjo un safety. La ofensiva de los Vikingos hizo lo suficiente para superar a los locales con Sam Bradford en los controles, mariscal de campo que llegó al equipo hace tres semanas y que lanzó un pase de anotación al ala cerrada Kyle Rudolph para asegurar el triunfo.

Quienes también lucieron en defensiva fueron los Halcones Marinos de Seattle (2-1), que aplastaron 37-18 a los 49ers de San Francisco (1-2). El cuadro entrenado por el coach Pete Carroll sólo permitió 119 yardas aéreas al quarterback Blaine Gabbert, quien vio cortadada su racha de 14 juegos consecutivos en el que lanzaba, por lo menos, un envío de anotación.

Los que demostraron que son más que la defensiva fueron Broncos de Denver (3-0). Los vigentes campeones del Super Bowl derrotaron 29-17 a los Bengalíes de Cincinnati (1-2), gracias a una buena actuación de Trevor Siemian, mariscal de campo novato del equipo, quien lanzó cuatro pases de anotación y 312 yardas por aire en lo que fue su primer juego como visitante.