AFTEROFFICE
deportes

Las acusaciones contra el Osasuna van en aumento

Las declaraciones del ex gerente del Osasuna, Ángel Vizcay, con respecto a los amaños de partidos y la salida de 3.7 millones de euros del club, hicieron que la asociación Kontuz denunciara a varios miembros del pasado gobierno de la región por prevaricación.
Redacción
16 marzo 2015 22:26 Última actualización 17 marzo 2015 5:0
Vizcay argumentó que si se pagaba lo que se le debía al fisco no se podrían fichar jugadores o hacer otros pagos. (Reuters)

Vizcay argumentó que si se pagaba lo que se le debía al fisco no se podrían fichar jugadores o hacer otros pagos. (Reuters)

Las declaraciones del ex gerente del Osasuna, Ángel Vizcay, con respecto a los amaños de partidos y la salida de 3.7 millones de euros del club, hicieron que la asociación Kontuz (organismo que vela por los intereses de los ciudadanos de Navarra) denunciara a varios miembros del pasado gobierno de la región por prevaricación. La demanda también incluye a Francisco José Izco, ex presidente del equipo, encargado de contratar a Javier Aguirre como director técnico en 2002.

Kontuz asegura que existen motivos para considerar que la dependencia local de Hacienda ignoró a propósito la deuda fiscal del conjunto pamplonés, la cual llegó a los 53 millones de euros. Miguel Sanz (ex presidente navarro), Álvaro Miranda (consejero de Economía), José Ignacio Pérez Albéniz (director de Hacienda), Vizcay e Izco son los señalados en la acusación.

Existen un par de hechos que la asociación local expone como pruebas para reforzar su postura. Durante una asamblea de socios del Osasuna (septiembre de 2013), Vizcay argumentó que si se pagaba lo que se le debía al fisco no se podrían fichar jugadores o hacer otros pagos, y además dijo que la Agencia Tributaria les sugirió no preocuparse, pues se alcanzaría un acuerdo.

El otro acontecimiento que refuerza la demanda de Kontuz es que el ex gerente del club confesó a Javier Tebas (presidente de la Liga de Futbol Profesional), que un inspector de la dependencia hacendaria no sólo sabía del uso del dinero para arreglar partidos, sino que hasta dio consejos para evitar sanciones.