AFTEROFFICE
DEPORTES

Larry Fitzgerald: un cardenal incansable

Su disciplina física y mental convirtieron a Larry Fitzgerald en el tercer jugador con más recepciones en la historia de la NFL, incluso sin tener el apoyo de un equipo competitivo.
Alain Arenas
31 agosto 2017 0:19 Última actualización 31 agosto 2017 5:0
futbol americano

(Oscar Castro)

Los primeros meses de 2003 no pudieron comenzar mejor para Larry Fitzgerald. Apuntaba a ser uno de los receptores titulares de las Panteras de Pittsburgh, luego de que en su campaña como novato consiguió mil cinco yardas por aire y 12 touchdowns. Pero todo cambió la tarde del 9 de abril de ese año. Larry Fitzgerald Sr., su padre, lo llamó urgentemente. Le dijo que Carol, su madre, quien padecía cáncer de mama, estaba en coma. Sufrió una hemorragia cerebral.

Madre e hijo estaban peleados cuando sucedió el incidente, según contó el mayor de los Fitzgerald al New York Times. Carol no pudo resistir más y esa misma noche falleció. El jugador no pudo despedirse de ella.

El golpe no afectó su rendimiento en el emparrillado. Cuando regresó a la cancha sumó mil 672 yardas por aire y anotó en 22 ocasiones. Su desempeño fue suficiente para que terminara en segundo lugar en las votaciones para el Trofeo Heisman de esa misma temporada (perdió ante Jason White, quarterback de Oklahoma).

En marzo del año siguiente fue elegido por los Cardenales de Arizona con la tercera selección global del Draft de la NFL. Desde entonces ha jugado 13 campañas ininterrumpidas con el equipo y es el tercer jugador con más recepciones de la historia de la NFL con mil 125, sólo superado por Jerry Rice (mil 549) y Tony González (mil 325).

1
 

 

larry fitzgerald
PERFIL
Fecha y lugar de nacimiento: 31 de agosto de 1983, Minneapolis, E.U.
Estatura: 1.90 metros
Peso: 102 kilos
Equipos: 1 (Arizona)
Posición: Receptor
Universidad: Pittsburgh
Draft: 2004 (tercera ronda global)
Temporadas en la NFL: 13
Partidos jugados: 200
Touchdowns: 104
Recepciones: 1,125
Yardas por aire: 14, 389


Juan Carlos Vázquez -comentarista de la cadena Fox Sports- recuerda que lo conoció en 2004, en la que fue su campaña de novato. Dice que su disciplina es su principal cualidad para ser considerado uno de los mejores receptores de todos los tiempos. “Estuve 10 días en el campamento de los Cardenales y en todos llegó dos horas antes del inicio del entrenamiento. Su rutina consistía en hacer recepciones con la máquina que lanza el ovoide y sprints, mientras llegaban el resto de sus compañeros”.

Fitzgerald sólo se ha ausentado en seis partidos de los 208 que los Cardenales han disputado desde que lo seleccionaron, y desde 2014 no ha faltado a ninguno. Vázquez sostiene que esto se debe gracias a su acondicionamiento físico, que siempre lo ha alejado de lesiones. “Pocos receptores de la época actual se mantienen sanos con el ritmo de juego; él es uno de ellos”.

Larry siempre estuvo involucrado en el futbol americano. Creció como fanático de los Vikingos de Minnesota, porque su padre, quien es reportero, cubrió a la organización desde la década de los 80. Desde aquella época viajó cada año para cubrir el Super Bowl. En 2009 coincidieron cuando los Cardenales de Arizona disputaron y perdieron la edición XLIII ante los Acereros de Pittsburgh.


Vázquez considera que la carrera del receptor no es tan llamativa porque no formó parte de equipos ganadores. Sólo con Kurt Warner -dice- pudo compartir vestidor con un quarterback de primer nivel, aunque sólo coincidieron cuatro temporadas y en la parte final de la carrera de éste último.

“Los récords de Jerry Rice, incluido el de más recepciones, sobresalieron porque ganó tres anillos de Super Bowl (XXIII, XXIV Y XXIX) y formó parte de la dinastía de los 49’s de San Francisco de Joe Montana y Bill Walsh. Fitzgerald no estuvo cerca de formar parte de un equipo similar”.

La temporada pasada registró 107 recepciones, suficientes para ser el líder de la NFL. No fue su único logro. También se graduó en la licenciatura de Comunicación en la Universidad de Pittsburgh, con lo que cumplió la promesa que le hizo a su madre el mismo año que falleció, según confesó en el corto A promise to mom, que difundió esa casa de estudios.

Los Cardenales cuentan con 13 integrantes (ocho ofensivos y cinco defensivos) en el Salón de la Fama de la NFL. Juan Carlos Vázquez menciona que un eventual ingreso del receptor opacará al resto de estos jugadores.

“Ninguno de ellos se encuentran entre los mejores cinco de su posición; Fitzgerald sí lo está. Es el mejor jugador en la historia de la franquicia”, asegura.