AFTEROFFICE
CULTURAS

"La vida es sueño" llega más visual que nunca al Festival México

La clásica obra de teatro escrita por Pedro Calderón de la Barca en 1636 llega al DF como parte de la 30 edición del Festival Centro Histórico México, donde el público podrá apreciar una puesta en escena "más entendible por medio de símbolos visuales". 
Notimex
21 marzo 2014 14:21 Última actualización 21 marzo 2014 14:27
Catorce actores y músicos conforman el elenco de "La vida es sueño". (Cortesía)

Catorce actores y músicos conforman el elenco de "La vida es sueño". (Cortesía)

Música en un estilo muy mexicano, la danza, el canto y una actuación de calidad conforman la adaptación del auto sacramental de Pedro Calderón de la Barca (1600-1681), titulado "La vida es sueño", que hoy se estrena como parte del programa de actividades del 30 Festival Centro Histórico México.

La cita será en el Teatro Julio Jiménez Rueda, donde también se ofrecerán funciones el 22 y 23 de marzo, a cargo de la compañía Teatro de Ciertos Habitantes, bajo la dirección de Claudio Valdés Kuri, quien retomó la obra del escritor español Pedro Calderón de la Barca "porque se trata de un género muy poco utilizado y muy difícil de comprender en la actualidad, por lo que el elenco se esforzó durante un año y cuatro meses de ensayos para ofrecer un espectáculo inigualable".

"Primero tuvimos que comprenderla nosotros, luego darle un significado nuevo al texto para hacerlo más entendible por medio de símbolos visuales y al mismo tiempo atractivo para el público, ya que aunque se trata de una gran obra es poco abordada porque al espectador le da miedo, siente que se va a aburrir o que no comprenderá", comentó.

El público podrá disfrutar de un espectáculo que sugiere varios aspectos de interés como la música, el juego con la rítmica y la aritmética que viene en el verso, así como todas las imágenes alegóricas que regala Calderón de la Barca.

La obra aborda la confusa realidad que vive Segismundo, personaje principal de esta obra e hijo del Rey Basilio, quien al ser liberado de la prisión en la que estuvo encerrado gran parte de su vida por orden de su padre deberá encontrar el equilibro de sus emociones y el verdadero sentido de su vida.