AFTEROFFICE

La vanguardia se afirma en ZONA MACO

Los organizadores señalan que en la exposición se destaca la presencia de galerías extranjeras como la italiana Cardi, con cuadros pertenecientes al movimiento de Piero Manzoni.
Silvina Espinosa de los Monteros
05 febrero 2014 23:36 Última actualización 06 febrero 2014 5:0
Zona Maco. (Eladio Ortiz / El Financiero)

Los visitantes apreciarán obras de Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró y Alexander Calder (Eladio Ortiz / El Financiero)

A diferencia del año pasado, cuando Zona Maco abrió un espacio dedicado a la venta de artistas modernos de Latinoamérica, una de las aportaciones de esta décima primera edición, inaugurada ayer, es la presencia de artistas pertenecientes a las vanguardias europeas, como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Joan Miró, y estadounidenses como Alexander Calder.

En ese sentido, Pablo de Val, director artístico de Zona Maco, explicó que la oferta se ha abierto a tendencias internacionales, sobre todo porque permite juntar la joven creación con la historia.

Al visitante lo pone en contexto y para el comprador atrae a un sector del coleccionismo que no estaba incluido anteriormente en la feria y no tenía qué comprar”, dijo en entrevista.

Con obras que oscilan entre 500 y casi 4 millones de dólares, en Zona Maco destaca la presencia de galerías extranjeras como la italiana Cardi, con obras pertenecientes al movimiento Arte Povera de Piero Manzoni, Lucio Fontana y Gilberto Zorio.

Destacan asimismo dos galerías más que participan por primera vez en Zona Maco: la barcelonesa Mayoral y la parisiense Opera Gallery, cuya sede en Miami trae una de las piezas más cotizadas de la feria, Broc et verre (1959) firmada por Picasso, la cual tiene un precio de venta de 3 millones 800 mil dólares.

Peter Aguirrebeña, director de Opera Gallery Miami, señaló que su galería decidió participar porque México es un país con mucha cultura y excelentes artistas.

“Creemos que era buena idea empezar a traer este tipo de obras de gran calidad al pueblo mexicano, ya que tenemos muy buenos coleccionistas en México”, dijo.

Ramón Tassies, representante la galería Mayoral de Barcelona, aseguró que hay buenas expectativas porque México está en un momento económico “muy importante”.

“Estamos presentando una serie de obras del surrealismo internacional, artistas a nivel internacional en los museos, entre los que destaca el catalán Joan Miró, lo que causará expectativa -sobre todo ahora que, hace un par de días, sucedió algo inédito: se suspendió una subasta en Christie´s de una colección de 60 Mirós, ya que el gobierno de Portugal ha parado esta venta porque que no permitirá que salgan del país”.
A decir de Pablo de Val, esta es la feria más importante en América Latina por su ubicación fronteriza con respecto a Estados Unidos y por la calidad de las propuestas de los artistas mexicanos.

Se trata de un mercado en auge, ya que cada vez hay más coleccionistas en el país. Es una feria que vive de ellos, ya que el 60 o 70 por ciento de las ventas se realizan en México, con artistas nacidos aquí”, explicó el organizador, quien considera que el proyecto ha alcanzado una etapa de franca profesionalización.

Este año, la feria ubicada en Centro Banamex, en la Ciudad de México, aloja a 115 galerías provenientes de 21 países, con la expectativa de recibir a 40 mil visitantes a lo largo de cinco días. Con el propósito de dar mayor impulso al coleccionismo emergente, Zona Maco también ha puesto un distintivo circular en color rosa a piezas con precios menores a los 2 mil 500 dólares, entre las que se encuentran fotografías de Fernanda Sánchez Paredes, promovida por la Galería de Arte Mexicano; obras en lápiz y acuarela de Danica Phelps, de la Galería NF de Madrid, cuyo precio unitario oscila entre 300 y 2 mil dólares. Todo parece indicar que el Mexican Moment seguirá haciéndose notar marcadamente en la feria.