AFTEROFFICE
DEPORTES
 

La trayectoria de Fernando Alonso pierde velocidad en F1

El piloto español de Ferrari está muy lejos de liderar la temporada de Fórmula 1. El dominio de Mercedes y el buen desempeño de Daniel Ricciardo (Red Bull) lo han relegado de la competencia.
Ma. del Refugio Melchor
18 junio 2014 21:54 Última actualización 19 junio 2014 5:0
El piloto español está muy lejos de liderar la temporada de F1. (Reuters)

El piloto español está muy lejos de liderar la temporada de F1. (Reuters)

La unión parecía perfecta. Un joven bicampeón del mundo llegaba a una escudería acostumbrada a pelear los primeros lugares. Cinco temporadas después la química terminó y el español Fernando Alonso está relegado a un plano secundario al volante de su Ferrari.

Tres subcampeonatos y un cuarto lugar podrían ser presumidos por cualquier piloto, pero no es el sentimiento que comparten Alonso y la constructora italiana. Primero fueron relegados por el tetracampeón mundial Sebastian Vettel (Red Bull) y ahora sufren la misma pesadilla con los bólidos de Mercedes, que encabezan la temporada 2014 con sus pilotos Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

Después de siete carreras, Fernando Alonso se ubica en el cuarto lugar del campeonato mundial de pilotos con 69 puntos, muy lejos de los punteros Nico Rosberg (140), Lewis Hamilton (118) y Daniel Ricciardo (79).

Hoy el bicampeonato de Alonso (2005-2006, con Renault) parece muy lejano. El piloto español tiene largo tiempo sin descorchar la champaña y su permanencia en el equipo del Cavallino Rampante será duramente cuestionada si no consigue mejores resultados pronto.

El triunfo más reciente del piloto español fue el 12 de mayo de 2013, cuando conquistó en Barcelona el Gran Premio de España, y antes de esa, en China. En 2012 ganó los circuitos de Malasia, Alemania y Valencia; en 2011 su única victoria fue en Gran Bretaña y en 2010 dominó las carreras en Bahréin, Alemania, Italia, Singapur y Corea.

Un total de 11 carreras ganadas en cinco temporadas es muy poco para los estándares de calidad que maneja Ferrari. Lamentablemente un buen piloto como Fernando Alonso no ha estado a la altura de históricos conductores.

Los fantasmas de Michael Schumacher, Niki Lauda y del propio Kimi Raikkonen, campeón en 2007, tienen abrumado al español, quien firmó contrato hasta 2016.