AFTEROFFICE

La tortilla, 30 años conquistando el espacio 

En el marco de las Semana Mundial del Espacio, se destacó que el alimento más común de nuestro país, la tortilla, es muy famoso en el espacio desde 1985; los astronautas lo consumen por su aporte de energía y por la facilidad para almacenarla.
Notimex
16 octubre 2015 14:54 Última actualización 16 octubre 2015 15:32
tortillas

El astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela llevó por primera vez una tortilla al espacio en 1985, alimento que sigue siendo disfrutado por los astronautas. (Foto tomada de nasa.gov)

Los astronautas que se encuentran en el espacio se alimentan con tortillas y amaranto debido a la energía que proporcionan, la facilidad de almacenaje y su manipulación, pero sobre todo, por sus aportaciones nutricionales.

Ambos productos, que están de forma estéril, se consumen con regularidad. El amaranto, por lo menos una vez a la semana y la tortilla con más frecuencia, indicó el presidente de la Asociación Internacional de Pilotos Médicos, Carlos Silacrup Díaz de León.

Durante la conferencia “Medicina en el espacio” en la Semana Mundial del Espacio, el especialista detalló que estos alimentos los llevó a las misiones por primera vez el astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela, en 1985, y desde entonces se utilizan.

El también presidente de la Asociación Mexicana de Medicina de Aviación y del Espacio comentó que la comida representa un desafío para las misiones espaciales y es uno de los obstáculos para las misiones largas.

Sin embargo, dijo que se “va a tener que generar alimento de alguna forma, con huertas con hidroponía, pero si hay exposición a radiación se muere la huerta”, por lo que los científicos trabajan en el desarrollo de tecnologías para producir alimentos.

Estas misiones “también necesitarían algún tipo de proteína y no van a poder llevarse una vaca o gallinas, de modo que se prevé que se lleven un pedazo de carne, el cual sería clonado dentro de incubadoras artificiales”.

Al participar en el evento organizado por la Sociedad Astronómica de México (SAM), Silacrup Díaz de León comentó que la importancia del alimento no sólo radica en el aporte nutrimental, pues una comida insípida repercute en el estado de ánimo de las personas.