AFTEROFFICE
CIENCIA

La Tierra en cámara rápida: 20 años en minutos

En un breve video, la NASA muestra los cambios de estaciones en el planeta, en donde se ve, por ejemplo, a los casquetes polares y la cubierta de nieve creciendo o menguando con el paso de las estaciones.
AP
18 noviembre 2017 10:54 Última actualización 18 noviembre 2017 10:54
Etiquetas
nasa

(Especial)

La NASA capturó datos e imágenes para crear una animación que muestra el cambio de las estaciones de nuestro planeta en cámara rápida.

La visualización de datos, publicada en esta semana que recién concluye, muestra las fluctuaciones de la Tierra vistas desde el espacio.

Se ven los casquetes polares y la cubierta de nieve creciendo o menguando con el paso de las estaciones. En los océanos se observan cómo cambian los tonos de azul, verde, rojo y púrpura, representando la abundancia o la falta de vida submarina.

"Es como ver respirar a la Tierra. Es realmente notable", dijo el oceanógrafo de la NASA Jeremy Werdell, que participó en el proyecto.

El video muestra el paso de dos décadas -desde septiembre de 1997 hasta septiembre pasado- comprimidas en dos minutos y medio.

Para Werdell, las imágenes son fascinantes.

"Es como si todos mis sentidos estuvieran siendo transportados al espacio. Luego puedes comprimir el tiempo y rebobinarlo o simplemente observar este tipo de visualización continuamente", dijo el oceanógrafo el viernes.

Werdell dijo que la visualización muestra cómo la primavera se ha adelantado y cómo el otoño está durando más tiempo en el hemisferio norte. También hizo notar que los casquetes polares del Ártico han estado retrocediendo con el paso del tiempo, así como en la Antártida, aunque de manera menos evidente.

Al monitorear el color de la luz reflejada vía satélite, los científicos pueden determinar qué tan exitosamente está ocurriendo la fotosíntesis.

En cuanto al mar, Werdell quedó impresionado por "este enorme y productivo florecimiento" de la vida en el Pacífico a lo largo del ecuador de 1997 a 1998, cuando el fenómeno de El Niño -que calienta las aguas- se fusionó y se enfrió con La Niña. Esta abundancia de las algas es evidente por una franja de verde brillante.

En el lago Erie, considerablemente más pequeño, se aprecian cada vez más y más florecimientos de algas contaminantes, que aparecen rojas y amarillas.