AFTEROFFICE
TECH

Repeler leones, uno de los usos de la tecnología en África

Aunque su nivel de pobreza es apabullante, Kenia es un país que en los últimos meses ha vivido un auge tecnológico considerable. Ahora mucha gente tiene acceso a internet y a los teléfonos inteligentes gracias a empresas como "Safaricom".
Bloomberg
01 agosto 2014 16:28 Última actualización 02 agosto 2014 5:0
Safaricom, el mayor fabricante y vendedor de smartphones en África. (Tomada de Facebook Oficial)

Safaricom, el mayor fabricante y vendedor de smartphones en África. (Tomada de Facebook Oficial)

Si Emily Parsitau quería iluminar su casa para alejar a leones e intrusos, tenía que caminar una hora para comprar queroseno en el comercio más cercano. Pero ya no hay más de eso: ahora usa su teléfono inteligente.

La casa de cuatro habitaciones de la granjera, ubicada en Kisamis, una zona rural en un extremo del Valle Rift de Kenia, nunca ha tenido acceso a la red eléctrica nacional, por lo que Parsitau dependía de las lámparas de petróleo.

Sin embargo, todo cambió en marzo pasado, cuando compró M-Kopa Solar, un sistema de iluminación de energía solar que usa tecnología de teléfonos móviles para seguir el consumo y almacena energía para cuando hace falta iluminar la casa y el camino.

“Antes de comprar las bombillas vivía con miedo a los leones”, dijo la mujer de 42 años, que tiene seis hijos. “Atacaban nuestro ganado en la oscuridad. Ahora los leones casi no aparecen gracias a la iluminación”.

Gracias a la tecnología, ahora sus hijos pueden completar la tarea escolar con luz, lo cual ha impulsado su rendimiento escolar. 

La tecnología móvil revoluciona la vida de muchos de los más de mil millones de habitantes de África, para quienes antes servicios como la banca, el internet y la energía eléctrica constituían un lujo y no elementos cotidianos.

Por otra parte, en momentos en que los operadores inalámbricos lanzan sus propios teléfonos inteligentes baratos, el continente de población más joven del mundo pronto tendrá acceso a redes 4G y aplicaciones inteligentes, lo cual generará un auge del consumo e impulsará el crecimiento económico de África.

IMPORTANCIA ADICIONAL

“El impacto de la tecnología móvil ha sido mayor en la región de la África subsahariana porque ahí no existe mucha de la infraestructura que la población de economías más desarrolladas da por sentada”, aseguró Matthew Reed, analista para Medio Oriente y África de la firma consultora en telecomunicaciones Ovum, que tiene sede en Londres. “La tecnología móvil tiene una importancia adicional porque ha logrado cerrar algunas de esas brechas”.

Safaricom, cuyo 40 por ciento pertenece a Vodafone Group y que lanzó el servicio de transferencia de dinero por móvil M-Pesa, es una de las razones por las que Parsitau tiene menos miedo cuando sale de su casa por la noche. El mayor operador de teléfonos móviles del este de África contribuye a la venta de M-Kopa. Los consumidores aceptan pagar por los paneles solares y luego M-Kopa puede monitorear los pagos hechos por M-Pesa.

El producto es apenas un ejemplo de la forma en que las compañías telefónicas de África se expanden en alcance e ingresos más allá de los mercados de mensajes de texto y de voz, y ofrecen servicios y aparatos que necesitan datos.