AFTEROFFICE
CULTURAS

La rosa aún presume
sus espinas

Mientras estaba presa en Breslau, Rosa Luxemburgo, quien murió en 1919, escribió diversas reflexiones sobre la libertad que fueron publicadas en 1992 por su editor y amigo Paul Levi.
Mauricio Mejía
02 octubre 2017 22:56 Última actualización 03 octubre 2017 5:0
libro

(Especial)

LA REVOLUCIÓN RUSA
Editorial: Akal
Precio: 199 pesos

Cien años después, hay brasas que rescatar de la Revolución. Rosa Luxemburgo escribió estas notas en Breslau, presa. Fueron muchos acontecimientos los que se dieron entre aquel octubre del 17 y la muerte de la Luxemburgo, el 15 de enero de 1919. Cascada de ideas, de objetivos, de causas.

Paul Levi, editor y amigo de la judía polaca, publicó estos materiales en 1922. Editorial Akal los saca al mercado con la intención (validísima) de valorar de mejor manera su contenido. Un hallazgo, página 58: la libertad que ya no existe en los soviets. Y la lucha apenas comienza. Crítica de la Luxemburgo: “La libertad sólo para los que apoyan al gobierno, sólo para los miembros de un partido (por numeroso que éste sea) no es libertad en absoluto".

La libertad es siempre y exclusivamente libertad para el que piensa de manera diferente. No a causa de ningún concepto fanático de la justicia, sino porque todo lo que es instructivo, totalizador y purificante en la libertad política depende de esa característica esencial y su efectividad desaparece tan pronto como la libertad se convierte en un privilegio especial”.

Desde luego, Luxemburgo fue tachada de contrarrevolucionaria, de simple y de falsa. Ni Trotsky, ni Lenin, mucho menos Stalin, creyeron en que la libertad debía formar parte de la Causa. Pero los populismos actuales, lejos ya de la Caída de los Muros, la tienen en la base democrática de convivencia. Ella osó en denunciarlo.

Sign up for free