AFTEROFFICE
culturas

La novela gay que nació en las redes y 'vuela' en el papel

Nació en las redes sociales, luego renació en papel y sigue nutriéndose del ecosistema digital. La novela "Lo hice por amor" ganó el año pasado un concurso organizado entre Novelistik, una red social mexicana de creación literaria, y Gandhi.
Daniel Blanco
16 junio 2016 20:41 Última actualización 17 junio 2016 13:46
Para Mildred Pérez de la Torre, autora de la obra, uno de los principales motivos del éxito es el esquema de redacción. (Cortesía)

Para Mildred Pérez de la Torre, autora de la obra, uno de los principales motivos del éxito es el esquema de redacción. (Chan Kin)

La novela Lo hice por amor nació en la redes sociales, luego renació en papel y sigue nutriéndose del ecosistema digital.

Ganó el año pasado un concurso organizado entre Novelistik, una red social mexicana de creación literaria, y Gandhi, cuyo premio incluía la publicación física del libro, el cual fue presentado el fin de semana pasado y ya se agotó en la tienda en línea de la librería (todavía se puede encontrar en librerías físicas).

Esta historia de amor lésbico con toques esquizofrénicos tiene aproximadamente 20 mil lecturas digitales y ha ganado seguidores en las redes. ¿Cuál es el éxito detrás del texto?

Para Mildred Pérez de la Torre, autora de la obra de la que se imprimieron mil ejemplares, uno de los principales motivos del éxito es el esquema de redacción bajo el que se realizó el concurso, en el que se permitía que la gente interactuara con la obra y retroalimentara en diversas plataformas, un sistema que muchos escritores posiblemente rechazarían.

“Cuando tú tienes tu bebé no quieres que nadie te diga qué tienes que hacer con él y cómo arreglarlo, pero luego uno debe dejar a un lado su ego y reconocer cuando alguien te está haciendo una buena observación”, dice la autora en entrevista con El Financiero.

El ecosistema de este concurso, que también fue impulsado por el portal Animal Político, Quimera Ediciones y la radiodifusora RMX, contemplaba la publicación de los capítulos de la obra en las redes sociales durante un mes conforme los autores los iban desarrollando; además, en la plataforma Novelistik se permite dar feedback a los lectores, subrayar partes del texto que les interesan y emitir comentarios.

Uno de los recursos que Pérez resaltó gracias a la retroalimentación fueron las partes en donde Martha, una de las protagonistas de la historia, habla con su corazón.

“Yo me di cuenta de que eso había gustado, entonces a la hora de la versión impresa pulí muy bien esos diálogos que Martha tenía con el corazón porque me di cuenta que en Twitter la gente compartía los diálogos del corazón. Si te metes a Twitter y pones el hashtag #Lohiceporamor, puedes encontrar frases”, asegura.

Esta interacción con los lectores también le permitió a Pérez darse cuenta de aspectos que algunos lectores percibían como repetitivos, como el uso excesivo de algunos elementos descriptivos de los personajes.

“El recurso de Eugenia y sus ojos de color agua puerca, me di cuenta de que a la gente le gustaba pero varios me dijeron que lo usaba mucho, y que como lo usaba mucho lo quemaba, entonces para la versión impresa sólo se menciona como cuatro o cinco veces”, sostiene Pérez.

Para la autora, los temas de preferencia sexual y los estereotipos que se tienen hacia este tópico pueden sacudirse con la lectura del texto que aborda este hecho desde el punto de vista familiar, personal y social.

“Yo creo que entre las chicas jóvenes y hasta los padres de familia deben de leer este libro porque se pueden dar cuenta de lo que implica rechazar a alguien por su preferencia sexual o por cómo quiere sentirse cómoda con su cuerpo. Hay unas mujeres que son femeninas, hay otras que se sienten mejor siendo masculinas”, concluye Pérez de la Torre.

Hasta el momento, en la plataforma Novelistik, lectores de Venezuela, Colombia, Perú, Chile, Estados Unidos, y diferentes entidades del país han realizado más de 50 reseñas del texto que engarza a dos mujeres de edades muy diferentes en un romance caótico y tierno a la vez.