AFTEROFFICE
DEPORTES

La NBA se vuelve altruista

El altruismo ha llegado a la NBA. El Juego de las Estrellas de este deporte no sólo se trata de enarbolar el espectáculo: también se recaudará dinero para hacer obras de caridad.
Luis Madrid Gutiérrez
13 febrero 2014 22:53 Última actualización 14 febrero 2014 5:0
Etiquetas
LeBron James, la estrella más grande que hoy tiene la NBA. (Archivo)

LeBron James, la estrella más grande que hoy tiene la NBA. (Archivo)

El Juego de Estrellas de la NBA tiene otro rostro más allá de lo deportivo y el espectáculo que se genera alrededor: el altruista.

Los participantes de ambas conferencias, Este y Oeste, compiten por un total de 500 mil dólares en las diferentes pruebas del fin de semana (concurso de clavadas, triples, habilidades y el All Stars), los cuales serán repartidos a ONG’S y obras de caridad elegidas por los capitanes de cada equipo; por cada evento ganado se destinan 100 mil dólares y 25 mil para el perdedor.

El partido, que se realiza de forma ininterrumpida desde 1951, se llevará a cabo en la Arena de Nueva Orleans, casa de los Pelícanos. No es raro que la liga repita sede en periodos tan cortos, ya que en 2008 el encuentro se celebró ahí mismo, convirtiéndose en el primer certamen deportivo importante luego del paso del huracán Katrina.

La ciudad de Los Ángeles, anfitriona en 2004 y 2011, y Houston, en 2006 y 2013, son otros dos buenos ejemplos. David Stern, ex comisionado de la NBA, dijo que no todas las ciudades cumplen los requisitos para poder albergar un evento de tal magnitud, pues deben tener una buena arena o recién remodelada, como es el caso de Nueva Orleans, capacidad hotelera y seguridad entre los más importantes.

La edición 63 que se disputa este año tiene, además, la gran polémica de las nuevas playeras de manga larga de la marca Adidas que se utilizarán, las cuales no han sido bien recibidas por parte de los aficionados, jugadores y entrenadores.

La justificación de la firma alemana es que están inspiradas en los colores y símbolos de la ciudad sede, por eso la flor de lis en el centro de la playera, escudo oficial del estado de Luisiana. Incluso el ex entrenador George Karl, asegura que los nuevos modelos son el primer paso para poner publicidad en ellas.

En el afán de involucrar al público con la liga para el Juego de Estrellas, los titulares de los cuadros son elegidos por los fanáticos, quienes votan por sus favoritos de cada conferencia, los jugadores de la banca son de igual forma votados, pero por los entrenadores, quienes deben de respetar la única regla de no seleccionar a miembros de su equipo.

La gran ausencia de este año es Kobe Bryant, quien fue elegido por décimo sexta ocasión. No podrá estar presente debido a una lesión, aparte de que únicamente participó en seis juegos en la temporada, por lo cual asegura no merecer estar presente en Nueva Orleans.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, eligió a Anthony Davis como suplente de la estrella de los Lakers. Davis es un jugador del equipo local que debuta en esta edición con un promedio de 20.5 puntos por partido.

El primer evento del fin de semana es el partido de novatos, en el que se enfrentan los jugadores que están cumpliendo su primer año en la liga contra los de segundo año; sin las grandes figuras de otros años, en el concurso de triples los participantes buscarán demostrar quién tiene el mejor disparo de la NBA.

El encuentro de clavadas es de lo más esperado a pesar de que en los últimos años ha venido en decadencia por el bajo nivel de los inscritos, quienes pondrán a prueba sus habilidades y creatividad para llevarse el premio más grande de la noche, de 100 mil dólares.

Para culminar, los mejores de cada conferencia se enfrentarán en el partido principal, el cual se transmitirá, al igual que los demás, por TNT y NBA.TV; en México la señal será a través del canal de paga Space.