AFTEROFFICE
deportes

La metamorfosis de Cristiano Ronaldo

El jugador portugués se transformó de extremo a centro delantero después del Mundial de Brasil 2014, y potencializó su cuota goleadora, al marcar 25 de los 75 tantos que suma con Portugal.
Alain Arenas
27 junio 2017 23:14 Última actualización 28 junio 2017 5:0
'CR7' ha logrado imponerse al nombre mítico de Eusebio. Hoy pretende la final ante Chile. (Reuters)

'CR7' ha logrado imponerse al nombre mítico de Eusebio. Hoy pretende la final ante Chile. (Reuters)

La selección de Portugal no superó la fase de grupos de la Copa del Mundo de Brasil 2014. La primera vez que eso sucedió en las últimas tres ediciones del certamen. Aquel fue el último torneo en el que Cristiano Ronaldo jugó como extremo por izquierda. Desde entonces, el astro se ha transformado en un delantero determinante. Su rendimiento goleador lo respalda. Registra 25 tantos con la nacional y 164 con el Real Madrid.

“Perdió explosividad y desborde por las bandas conforme pasaron los años. Cuando se recorrió al centro, esas características le fueron suficientes para sacar ventaja ante las defensas rivales. Se convirtió en uno de los mejores anotadores de la historia del Real Madrid y en la figura del seleccionado portugués”, explica Jaime Rodríguez, reportero de El Mundo.

El cuadro careció de centros delanteros estelares en la última década. Simao Sabrosa, Alan y Eder son algunos de los que no lograron establecerse ante el arco rival. Gonzalo Cabeza, de El Confidencial, explica que Cristiano aprovechó esta carencia para explotar su rendimiento goleador con el cuadro y se afianzó cómo su máximo goleador en la historia (75).

“El problema para Portugal es que por mucho tiempo tuvo carencias en la posición de centro delantero y en la creación del juego ofensivo. En los últimos años, Cristiano trató de cumplir con las dos funciones. Le fue imposible. Cuando la generación de Bernardo Silva, Andre Gomes y compañía maduró, pudo arroparlo para que se liberara de toda la responsabilidad y se dedicara a anotar. Es la etapa que vive actualmente”, explica Cabeza.

Desde el Mundial pasado a la fecha, el futbolista lleva un rendimiento superior al que tuvo en sus 11 años previos como seleccionado, en los que anotó 50 (2003-2014).

Rodríguez señala que el buen desempeño de CR7 con su Selección coincide con el plan de descanso que le impuso Zinedine Zidane en el Real Madrid. Éste le permitió no estar desgastado físicamente y mostró un buen nivel de juego en los torneos veraniegos. Su rendimiento en la Eurocopa 2016 y la presente Copa Confederaciones -en la que mañana se enfrentará a Chile en la semifinal- es una prueba de que la estrategia funcionó.

El buen momento de Cristiano se da en medio de las especulaciones de que podría abandonar al Real Madrid al final de la justa de la FIFA. Según el diario portugués A Bola, está molesto por la investigación de la Hacienda española que lo señala de defraudar 14.7 millones de euros que no pagó por concepto de derechos de imagen. El jugador, según la publicación, está decidido a abandonar España.

“Su partida sería devastadora para el club. No hay un jugador en el plantel que haga lo que él hace. Tiene remate de cabeza, se desmarca bien, es efectivo en los penales y es uno de los mejores cobradores de faltas. Su salida obligaría a que Zidane rearmara su parado táctico, en el que podría mantener a Álvaro Morata en el plantel”, asegura Rodríguez.

Cabeza coincide en que la potencial salida de Cristiano sería sensible para los merengues. Si se da, señala, lo primero que tendría que hacer el cuadro blanco es resolver quién o quiénes podrían solventar su cuota goleadora. En la última temporada anotó en 42 ocasiones, 12 de ellas en la Liga de Campeones.

“Es uno de los mejores rematadores de toda la historia del Madrid, el máximo goleador (406) y el único que tiene un tanto por partido como promedio. El club no va a encontrar a alguien como él en el mercado, pero podría ser una buena oportunidad para revitalizar la plantilla con fichajes como el de Kylian Mbappé (Mónaco) u otros jóvenes jugadores”, comenta Cabeza.

Cristiano ha logrado imponerse al nombre mítico de Eusebio. Hoy pretende la final ante Chile.