AFTEROFFICE
BUENA VIDA

La marca de ropa más innovadora del mundo

"Comme des Garçons" es la marca preferida del cantante de pop Pharrell Williams. “El dinero no genera ideas; las ideas generan dinero”, dice el artista sobre esta firma de innovadoras prendas. 
Bloomberg
11 octubre 2014 14:36 Última actualización 12 octubre 2014 5:0
Artistas como Pharrell Williams utilizan prendas de "Comme des Garçons". (Archivo)

Artistas como Pharrell Williams (izquierda) utilizan prendas de "Comme des Garçons". (Archivo)

Comme des Garçons, fundada en Tokio hace 45 años por Rei Kawakubo, una diseñadora dada a recluirse que está casada con Joffe desde 1992, es quizás la marca de moda que más mantiene la innovación en la época moderna. Desde un principio, el objetivo de Kawakubo es estar por encima de las fuerzas del mercado para crear cosas nuevas con libertad, ya se trate de chaquetas con tres mangas o prendas andróginas y abstractas que rompen con las ideas tradicionales de ropa, género y belleza.

Pese a su currículum de renegado, Comme, como lo llaman sus adeptos, es también una empresa, y depende del máximo responsable ejecutivo Adrian Joffe, quien es un símbolo de la eficiencia. 

En momentos en que el equilibrio entre arte y comercio es un difícil desafío para muchas compañías creativas, Joffe, que no tiene estudios formales ni en arte ni en comercio, se ha convertido en un inesperado experto en compatibilizar ambos objetivos. Sus ideas a menudo parecen imposibles de copiar... hasta que muchos las copian. Ése fue el caso de las “guerrilla stores” de Comme, boutiques únicas en su género y de edición limitada que sirvieron de prototipo a sus locales efímeros hoy ubicuos.

CREATIVIDAD

Pharrell Williams -cuyo nuevo perfume unisex para Comme lo coloca en un prestigioso club de colaboradores de fragancias del que forman parte la firma de diseño Artek y la Galería Serpentine de Londres- dice que la creatividad es la primera prioridad de Joffe, en tanto lo comercial está en un cercano segundo puesto.

“El dinero no genera ideas; las ideas generan dinero”, observa Williams. Define a Comme des Garçons como una especie de biósfera brillante, con Joffe como el curador que da a las creaciones de Kawakugo un contexto fundamental. “Si Comme es como una bola de cristal con nieve, Adrian es el agua”, sostiene Williams.

Joffe por cierto no encaja en el perfil típico de un máximo responsable ejecutivo de 61 años... y no sólo porque se viste de negro de la cabeza a los pies, a menudo con un par de Doc Martens con graffitis en los pies. Los zapatos pertenecen a una colaboración con Comme de edición limitada y decorada con eslóganes por su esposa, como el significativo de “Mi energía surge de mi libertad”.

Una de las muchas tareas de Joffe en la compañía es actuar de intérprete y custodio de la decididamente reservada Kawakubo, que habla poco inglés y no muestra ningún interés en hacerse entender en el mundo exterior.

“Esa es la peor parte de mi trabajo”, dice Joffe. “Es difícil explicar a Rei y en realidad no quiero hacerlo. Pero en cierto modo soy realista y, para los negocios, hay que tratar de hacerlo”.


BIÓSFERA ACTIVA

Evidentemente, la vida dentro de la activa biósfera de Comme des Garçons no deja mucho tiempo para los placeres hedonistas. Joffe ve a Kawakubo una vez por mes, durante los viajes de ella a París y los de él a Tokio pero, fuera de eso, vive solo. Cuando no trabaja, camina mucho y practica algo de box para intentar alejar lo que califica de “el horror de ponerse gordo y viejo al mismo tiempo”.

A diferencia de otras parejas famosas de la moda -como Miuccia Prada y Patrizio Bertelli o Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti-, Joffe y Kawakubo no tienen interés en acumular arte contemporáneo o navegar en el Mediterráneo con Naomi Campbell.

“No les atraen los yates”, señala con sequedad James Gilchrist, gerente general de la tienda de Nueva York.

Ronnie Cooke Newhouse, director creativo de Londres que colabora con Joffe y Kawakubo desde los años 90, agrega: “Es evidente que, si quisieran ser materialistas, podrían serlo. Pero creo que viven exactamente como quieren vivir”.

Una pregunta insistente en el mundo de la moda es cuánto más puede continuar su peculiar forma de vida y trabajo. Kawakubo cumple 72 años en octubre y su prohibición autoimpuesta de no copiar a nadie -incluida ella misma- es más restrictiva con cada temporada.

EL PESO DE LA EXPERIENCIA

“Verdaderamente ahora es una tortura para ella”, comenta Joffe. “No por su edad sino porque ha hecho muchísimas cosas nuevas cada seis meses durante 45 años. Se pueden imaginar lo que es el peso de la experiencia”.

¿Habrá un Comme des Garçons después de Kawakubo?

“Es una pregunta muy difícil”, contesta Joffe. “Es inconcebible que otra persona diseñe Comme des Garçons, la línea”. Pero afirma que puede imaginar asociarse con “alguien que tenga una visión”, que mantenga el espíritu de la marca de otra manera. “No se ha tomado ninguna decisión”, señala.

“Creo que tenemos cinco años. No hay prisa pero en alguna medida estoy presionando para que se decida qué se va a hacer y crear una estrategia”.