AFTEROFFICE
deportes

La Liga Mexicana de Beisbol apuesta por los futuros espectadores

El circuito de deporte profesional más antiguo de México es el de segunda mayor convocatoria, pero no le interesa competir con el futbol. El reto es conquistar nueva afición, señala en entrevista el presidente de la LMB, Plinio Escalante.
Ma. del Refugio Melchor
27 agosto 2015 0:43 Última actualización 27 agosto 2015 5:0
A final de cuentas, señala Plinio Escalante, lo que importa es que el beisbol mexicano “se mantenga como un espectáculo familiar. (Cuartoscuro/Archivo)

A final de cuentas, señala Plinio Escalante, lo que importa es que el beisbol mexicano “se mantenga como un espectáculo familiar. (Cuartoscuro/Archivo)

El telón está a punto de caer, la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) concluye los festejos por sus 90 años de existencia con estadios llenos en los playoffs. El circuito de deporte profesional más antiguo de México es el de segunda mayor convocatoria, pero no le interesa competir con el futbol. El reto es conquistar a futuros espectadores, señala en entrevista el presidente de la LMB, el contador público Plinio Escalante.

___¿Cómo califica el actual estado de la Liga Mexicana de Beisbol en el aspecto deportivo y financiero?
___En el aspecto deportivo la Liga Mexicana de Beisbol ha conseguido un alto nivel en el terreno de juego. La combinación de peloteros experimentados con jóvenes que buscan establecerse, además de los refuerzos extranjeros, dan como resultado una liga con beisbol de primera calidad. En el aspecto financiero la Liga busca mejorar en sus ingresos por patrocinios y asistencias, con el objetivo de ser un circuito autosustentable. Tenemos equipos fuertes y otros débiles, la idea es tener una liga de 16 equipos sólidos, sin problemas en este rubro.

___¿Se puede competir con el futbol?
___ La Liga Mexicana de Beisbol no busca el primer lugar como tal, sino incrementar su número de seguidores que lo hagan un negocio estable. Es decir, sumar adeptos, apostar por nuevas generaciones de aficionados y para ello se trabaja de la mano de una agencia de publicidad y difusión, de tal manera que podamos llegar a mercados a donde no lo hemos hecho, particularmente el de niños y jóvenes.

___¿De qué manera atraer más aficionados?
___ En el Derby de jonrones del Zócalo hubo 150 mil personas si consideramos la asistencia a los tres días que comprendió el evento. Considero que esto es justo lo que necesitamos, un círculo virtuoso, ya que una buena estrategia de publicidad, de mercadotecnia y de difusión debe ir acompañada de un buen espectáculo en el terreno de juego y de una buena experiencia para el aficionado que acude al parque de pelota. Esto debe atraer más patrocinadores que, a través de sus marcas, fortalezcan la imagen de la LMB.

___¿Por qué hay menos mexicanos en Grandes Ligas, cómo está su relación?
___ No existe ninguna restricción para que los peloteros vayan a las Grandes Ligas; al contrario, la LMB se ocupa de formar y desarrollar el talento nacional, propicia los try outs y showcases para que buscadores de las Mayores vean a los muchachos y los firmen. Justo estamos ante un relevo generacional de nuevos peloteros; esta temporada ascendieron cinco jugadores formados en organizaciones de la LMB: Roberto Osuna, Arnold León, Rafael Martín, Manuel Bañuelos y Daniel Castro. Seguramente otros, como Julio César Urías y Christian Villanueva, ascenderán pronto. La relación con las Grandes Ligas atraviesa un buen momento. El comisionado Rob Manfred tiene como objetivo que más peloteros mexicanos lleguen a las Mayores; pronto tendremos cursos de capacitación.

___¿En algunas plazas se mantiene la preferencia del beisbol sobre el futbol?
___ Considero que se trata de un tema de costumbres. El beisbol, por lo regular, se aprende en la familia, así se hereda su gusto, y en lugares como el sureste y el norte del país, así como en la zona del Pacífico, su práctica se lleva a cabo desde niños, hay mucho arraigo. Hay una gran fidelidad por parte de nuestros aficionados que, a diferencia de otros espectáculos deportivos, responden a una buena oferta de juegos.

A final de cuentas, señala Plinio Escalante, lo que importa es que el beisbol mexicano “se mantenga como un espectáculo familiar, algo que es difícil de encontrar en la actualidad”.