AFTEROFFICE
buena vida

La importancia de saber estar en contacto con lo que se siente

En su libro "Entender las emociones. Una guía para criar hijos sanos y seguros", la psicoanalista Luz María Peniche Soto brinda herramientas a los padres para advertir sobre su función vital.
Rosario Reyes
22 septiembre 2015 22:22 Última actualización 23 septiembre 2015 5:0
El libro propone entender todas, por qué y para qué están y saber utilizarlas. (Cortesía)

El libro propone entender todas, por qué y para qué están y saber utilizarlas. (Cortesía)

Educar emocionalmente a los niños les permitirá convertirse en personas sanas y felices. En su libro Entender las emociones. Una guía para criar hijos sanos y seguros, la psicoanalista Luz María Peniche Soto brinda herramientas a los padres para advertir sobre su función vital: adaptarse al medio ambiente y funcionar en una sociedad.

“A partir de que los adultos aprendemos a identificar nuestras emociones y manejarlas vamos a enseñarles a los niños. Ellos aprenden lo que ven, no lo que les decimos, por eso es importante que tengamos habilidades emocionales”, explica la experta.

Y es que en ciertas circunstancias es posible que las emociones nos dominen. La muerte de un ser querido, por ejemplo. Aunque, advierte la psicoanalista, no siempre va a poder manejarlas adecuadamente. “Eso es parte de la inteligencia emocional, saber que en ocasiones no vamos a poder lidiar con todo eso. Pero hay que sentirlas, porque si no, pasa como digo en el libro, el efecto de ‘olla exprés’, que se acumula y de repente explota”.

Las emociones no se reprimen. Se sienten. Y, con una guía adecuada, se utilizan como las herramientas que son, con las que todo ser humano está dotado. “Es muy importante estar en contacto con lo que sentimos, con ese mundo interior que a veces se deja de lado. El nuestro y el de los niños, enseñarles a ellos a detenerse para descubrir qué sienten”, agrega.

Las emociones siempre tienen una función, concluye la doctora Peniche Soto, y al estar en contacto con ellas es más sencillo adaptarse al medio ambiente. “Según estudios del sistema nervioso central, las emociones se sienten en el tallo encefálico, que es la parte más primitiva del cerebro. Inicialmente tenían una función de preservación, al estar en peligro, la emoción de miedo preparaba al hombre primitivo para huir o atacar. Todas las emociones tienen una razón de existir y motivan nuestra conducta. El libro propone entender todas, por qué y para qué están y saber utilizarlas. A veces tendremos algunas que no nos van a ser útiles, pero igual hay que procesarlas”.

Título: Entender las emociones
Autor: Luz María Peniche Soto
Editorial: Grijalbo
Precio: 99 pesos