AFTEROFFICE
deportes

La historia 'negra' de los Azulejos

En 1992 Clarence Edwin Cito Gastón se convirtió en el primer mánager afroamericano en dirigir y ganar una Serie Mundial (4-2 sobre los Bravos de Atlanta) con Roberto Alomar y John Olerud como figuras.
Axel Beissner
03 octubre 2016 22:23 Última actualización 04 octubre 2016 5:0
En 1989 fue elegido como el sexto mánager en la historia de los Azulejos de Toronto. (AP/Archivo)

En 1989 fue elegido como el sexto mánager en la historia de los Azulejos de Toronto. (AP/Archivo)

Eran otros tiempos... Irónicamente, el 15 de abril de 1947, muy cerca de la casa del entonces pequeño Donald Trump (14 de junio de 1946, Queens, Nueva York), Jackie Robinson rompió la barrera de color como el primer jugador afroamericano de las Grandes Ligas con los Dodgers de Brooklyn, que en la apertura de la temporada derrotaron 5-3 a los Bravos.

Veinte años después (1967), la novena de Atlanta debutó a Clarence Edwin Cito Gastón, quien tuvo una carrera discreta de 11 años en la Gran Carpa, en la que también jugó para los Padres de San Diego y los Piratas de Pittsburgh.

Sin embargo, el éxito de Cito llegó después. En 1989 fue elegido como el sexto mánager en la historia de los Azulejos de Toronto -franquicia que se integró a las Mayores en 1977-, a los que llevó a la Serie de Campeonato de la Liga Americana en su primera campaña, la cual perdieron 4-1 ante los Atléticos de Oakland. Fracaso que se repetiría en 1991, al caer 4-1 ante los Mellizos de Minnesota.

Pero la revancha vino de forma inmediata. En 1992, Cito se convirtió en el primer mánager afroamericano en dirigir y ganar una Serie Mundial (4-2 sobre los Bravos de Atlanta) con Roberto Alomar –único pelotero inducido al Salón de la Fama con la franela de los Azulejos- y John Olerud como figuras, logro que repitió en 1993 (4-2 sobre los Filis de Filadelfia), gracias a la integración de Paul Molitor a la ofensiva.

Lamentablemente, a ese hito siguieron 21 temporadas catastróficas para Toronto, en las que no consiguió clasificar a playoffs, hasta romper la racha el año pasado, cuando regresó a la Serie de Campeonato que perdió ante los Reales de Kansas City (4-2).

Apenas el domingo pasado, con salvamento del mexicano Roberto Osuna –para desgracia de Trump-, la única franquicia canadiense vigente en Grandes Ligas aseguró su lugar para el juego de comodines, hoy, ante los Orioles de Baltimore, y tiene una nueva oportunidad para honrar el recuerdo de Cito Gastón.