AFTEROFFICE
deportes

La 'Gran Manzana' se divide en torno a los Yanquis y los Mets

Ambos son equipos con historia, pero ya parados sobre el diamante, esto importa poco. Los Mets ocupan la segunda posición de la División Este de la Liga Nacional. Los Yanquis también, pero en la Liga Americana. 
Eduardo Bautista
25 mayo 2015 22:37 Última actualización 26 mayo 2015 5:0
Es temprano para ilusionarse, pero los fanáticos neoyorquinos ya empiezan a soñar con la reedición de la llamada Serie del Subway. (AP)

Es temprano para ilusionarse, pero los fanáticos neoyorquinos ya empiezan a soñar con la reedición de la llamada Serie del Subway. (AP)

Yanquis y Mets son vecinos de dos barrios modestos de Nueva York. Su valor económico nada tiene que ver con el desempeño deportivo de esta temporada. Aunque los primeros, residentes del Bronx, son superiores económicamente en casi tres veces, no juegan mejor que sus hermanos menores, los de Queens, quienes con menos dinero han arrancado más fuerte y ya tienen a dos novatos del año en los reflectores: el bateador Kevin Plawecki y el pitcher Noah Syndergaard.

Ambos son equipos con historia, más los Bombarderos, que tienen 27 Series Mundiales en su palmarés y un libro de recuerdos con firmas de Joe DiMaggio o Babe Ruth, forzosamente debe conservar algo de épica. “Quisiera agradecerle a Dios por haberme hecho un jugador de los Yanquis”, dijo DiMaggio, uno de los más grandes peloteros de la historia que con sus batazos conquistó el corazón de la actriz Marilyn Monroe.

Pero ya parados sobre el diamante, la historia importa poco. Los Mets ocupan la segunda posición de la División Este de la Liga Nacional. Los Yanquis también, pero en la Liga Americana. La diferencia es que los primeros gastan 105 millones de dólares anuales; los segundos 241 mdd, más de la mitad.

Yanquis es una marca que vende muy bien. Su estadio atrae a miles de fanáticos que llegan de todos los rincones del mundo. La directiva gasta 2 mil 230 millones de dólares anuales en publicidad y marketing. Es un equipo que se ama o se odia. No puede ser de otra manera. Su política es atraer con la fuerza de su chequera a los peloteros más cotizados. Desde el inmortal Babe Ruth hasta el ahora repudiado Alex Rodríguez.

Es un equipo acostumbrado a ganar desde que vio la luz en 1903, aunque su primer sobrenombre fue el de Highlanders. El apelativo de Yanquis nació en 1913 y de inmediato se convirtió en sinónimo de triunfo. Pertenece a la familia Steinbrenner y fue considerada la franquicia más valiosa de la MLB por decimoctavo año consecutivo, según Forbes. De poco importó que la escuadra viviera su tercera temporada al hilo sin clasificar a playoffs.

Los Mets están en la misma situación. Aunque hoy se ven fuertes, la realidad es que no logran avanzar a la postemporada desde 2006. La asistencia a su estadio ha bajado. En 2007 el promedio de entradas vendidas era de 32 mil, pero en las últimas dos temporadas disminuyó a 27 mil.

Sin embargo, los metropolitanos se han mantenido gracias a sus propietarios, Fred Wilpon y Saul Katz. El analista financiero Mike Ozanian escribió en Forbes que, tras los malos manejos del antiguo dueño, Bernie Madoff, el equipo ha sabido recuperarse. “ Redujeron la nómina en 40 por ciento y armaron buenos contratos con ESPN, Fox y TBS. Contrataron a Sandy Alderson como director para que les reconstruyera el equipo con un presupuesto modesto”.

Por lo pronto, los Yanquis pelean el liderato de la División Este con Tampa Bay y Boston, mientras que los Mets con Washington y Atlanta. Es temprano para ilusionarse, pero los fanáticos neoyorquinos ya empiezan a soñar con la reedición de la llamada Serie del Subway, como la del 2000, cuando los del Bronx vencieron en cinco juegos del Clásico de Octubre a los de Queens, quienes, para su desgracia, serán siempre los hermanos menores de la Gran Manzana.