AFTEROFFICE
DEPORTES

La fórmula perfecta
del Bayern Munich 

El club alemán Bayern Munich, comandado por el español Josep Guardiola, se ha convertido en un rival invencible. En 21 fechas, el equipo cuenta con 19 triunfos y 2 empates: un ejemplo de eficacia.
Ma. del Refugio Melchor
18 febrero 2014 22:12 Última actualización 19 febrero 2014 5:0
El defensa alemán Philipp Lahm es una de las joyas que puede presumir el Bayer Munich. (Archivo)

El defensa alemán Philipp Lahm es una de las joyas que puede presumir el Bayern Munich. (Archivo)

La fórmula perfecta. La sociedad del mejor director técnico con el equipo más dominante del mundo convirtió al Bayern Munich de Josep Guardiola en un rival imbatible que está en camino de hacer historia en la Bundesliga, pero esa superioridad también le quitó toda emoción al campeonato.

Nadie puede poner en duda la coronación del Bayern Munich en la Liga, su ventaja de 16 puntos sobre el segundo lugar (Bayer Leverkusen) le permitirá festejar su campeonato con jornadas de antelación.

La gran incógnita que deberá despejarse es si podrá convertirse en el primer club en ganar invicto el campeonato alemán y rebasar su propia marca de 91 puntos que estableció la temporada anterior bajo el mando de Jupp Heynckes.

En 21 fechas, el equipo de Guardiola registra una productividad del 93 por ciento, cuenta con 19 triunfos y sólo dos empates. Arrasa a sus rivales como lo muestra su abismal diferencia de goles: 57 anotados por nueve recibidos.

Ese impresionante +48 de los alemanes aún no se acerca al +74 que logró el Barcelona en la temporada 2009-2010 bajo el mando de Pep.

En la temporada 2012-2013 los catalanes llegaron a 100 puntos de la mano del sucesor de Guardiola, Tito Vilanova, y se coronaron con una ventaja de 15 puntos sobre su acérrimo rival Real Madrid. Fue la diferencia más amplia entre estos equipos que se han repartido la gloria en el futbol español desde el 2008.

En la Bundesliga la historia se repite con la rivalidad que han establecido Borussia Dortmund, ganador de las temporadas 2010-11 y 2011-12, y el omnipresente Bayern Munich que lo ganó todo en la campaña 2012-2013.

La herencia de Heynckes era un tesoro que sólo alguien del perfil de Guardiola podía manejar. Un estratega que analiza hasta el más mínimo detalle para ensamblar una maquinaria que funciona con la precisión de la ingeniería alemana.

Se proyecta que Bayern culminará con 94 puntos y probablemente invicto si logra imponer su condición de local en sus partidos contra Bayer Leverkusen, de la fecha 25, Borussia Dortmund, en la 30, y Stuttgart, en la 34.

Guardiola, con dos equipos envidiables marcó una distancia abismal con sus competidores. Barcelona y Bayern Munich son sus creaciones, clubes que intimidan a sus rivales, que no dudan en vapulearlos porque entienden que el máximo espectáculo del futbol son los goles.

Las ligas de España y Alemania con Guardiola presente en el banquillo no serán tan parejas como las del resto de Europa, pero los aficionados siempre agradecerán disfrutar de equipos que están comprometidos con el espectáculo. No importa que el campeonato pierda emoción en sus últimas jornadas porque siempre existirá un récord por batir o una actuación individual que quite el aliento.

Así son los equipos que avasallan, en Latinoamérica es difícil encontrar alguno. El que más se aproxima al futbol dominante de culés y bávaros es el Boca Juniors de Julio César Falcioni, el cual se coronó en el Torneo Apertura 2011 con 43 puntos, 12 más que Racing. Fue la mayor diferencia de un campeón desde que se instauraron los torneos cortos, en 1991.